Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Un jurado juzga este lunes al acusado de matar en 2012 a su novia en Úbeda y quemar luego la casa

Un jurado juzga desde este lunes en la Sección Segunda de la Audiencia Provincial de Jaén al joven identificado como I.R.G., de 22 años de edad, que presuntamente mató en 2012 a su novia --S.D.J.-- en la ciudad jiennense de Úbeda y posteriormente quemó el piso en el que vivían, hechos por los que la Fiscalía solicita un total de 28 años de prisión.
En su escrito de calificación, consultado por Europa Press, el Ministerio Público relata que el origen del suceso se remonta a la madrugada del 13 de octubre de 2012, cuando el encartado y su novia --que habían iniciado su relación en junio de ese año y vivían juntos desde septiembre en un piso alquilado--, entraron en un pub de la localidad ubetense tras haber pasado la tarde del día 12 "en diferentes bares tanto de Úbeda como de Baeza, consumiendo diversas bebidas alcohólicas (...), así como comiendo distintas tapas y raciones".
Allí "iniciaron una discusión motivada porque S.D.J. había mantenido una conversación a solas con I.T.C., propietario del pub, y con quien, al parecer, había mantenido anteriormente una relación íntima". Así las cosas, "sobre las 2,45 horas (...), tras abandonar el pub se dirigieron, sin cesar durante el trayecto la discusión anteriormente iniciada, al domicilio de ambos, sito en la calle Evaristo Sánchez" de Úbeda.
En el piso "continuaron discutiendo, hasta que al decirle S.D.J. al acusado que ya no lo quería, que se marchara de la casa porque estaba esperando a I.T.C., el acusado le propinó diversos y fuertes golpes" a su novia, lo que hizo que ésta "perdiera la conciencia y cayera al suelo, y una vez caída en el suelo boca arriba e inconsciente, el acusado, con la intención de causarle la muerte, se situó encima de ella y con las manos apretó fuertemente su cuello hasta que le produjo la muerte por asfixia".
Seguidamente, y para "ocultar los hechos que acababa de realizar", el encartado "prendió fuego de forma deliberada a un sillón o sofá existente en el salón del piso, situados junto al cadáver de S.D.J., cerró las persianas así como la puerta del salón y tras cerrar igualmente con llave la puerta de entrada al piso se marchó utilizando el vehículo" de su novia "en dirección a la población de Güejar-Sierra (Granada), domicilio de su padre, si bien fue detenido por la Guardia Civil poco antes de llegar a la misma al haber tenido un accidente por salida de vía".
Como consecuencia del incendio provocado por el procesado, el fiscal precisa que el cadáver de la novia "quedó parcialmente carbonizado", y se causaron unos daños materiales que "han sido tasados en 14.328 euros" en lo referente al mobiliario, "y en 30.047,40 euros" los que afectan al inmueble.
PENAS SOLICITADAS
La Fiscalía entiende que estos hechos constituyen un delito de asesinato por el que solicita una pena de 18 años de prisión para el procesado, y otro de incendio por el que interesa una condena de diez años, al considerar autor de los mismos a I.R.G.
Además, en concepto de responsabilidad civil pide que el procesado indemnice con 200.000 euros a los padres de la víctima; con 44.375,40 euros al propietario del piso en el que vivía alquilado con su novia, y con 1.067,89 euros al Ayuntamiento de Úbeda por el servicio de extinción de incendios desarrollado el día de los hechos.