Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El lehendakari dice que el debate del futuro político de Euskadi debe estar radicalmente desligado del fin de ETA

López asegura que no convocará una mesa de partidos porque supondría un "desprecio" a las instituciones
El lehendakari, Patxi López, ha reclamado "inteligencia y prudencia" para afrontar el futuro de Euskadi y, aunque ha rechazado tener "miedo" a cualquier debate, ha advertido de que la resolución del supuesto "conflicto político" debe estar "radicalmente desligada" del final de ETA. López ha replicado, de esta forma, a los emplazamientos de PNV, Aralar y EA para que afronte el debate del "encaje" de Euskadi en España y Francia.
El lehendakari ha respondido, durante el pleno de control que celebra este viernes el Parlamento vasco, a sendas preguntas del PNV, Aralar y EA sobre los pasos que piensa dar tras el cese definitivo de "la actividad armada" de ETA.
Estos partidos han coincidido en emplazar a López --que este mismo viernes se reunirá con Bildu y con el sindicato ELA en el marco de la ronda de contactos iniciada tras el anuncio de la banda-- a afrontar la búsqueda de una salida al "conflicto político" del País Vasco.
El lehendakari ha destacado la necesidad de actuar "con cautela y sin urgencias". "No voy a aceptar urgencias ni presiones electorales que nos hagan iniciar una carrera hacia ninguna parte para desandar el camino", ha añadido.
Patxi López ha reiterado que el decálogo para la libertad y la convivencia que presentó el mes pasado en la Cámara autonómica establece "las bases imprescindibles sobre las que debe sustentarse el nuevo tiempo".
Este decálogo planteaba, entre otras medidas, la desaparición de ETA, que los presos se desmarcaran de la organización y el acercamiento de estos reclusos al País Vasco si con ello se contribuía a su reinserción.
En esta línea, López ha establecido una serie de prioridades, entre las que se encuentra el reconocimiento de las víctimas y del "dolor causado", la memoria, un "relato veraz" sobre el terrorismo, la extensión de la "pedagogía democrática, la implicación de la sociedad vasca en todo este proceso y la necesidad de "abordar las consecuencias del terrorismo".
"DERROTA" DE ETA
En respuesta a los emplazamientos de las formaciones nacionalistas, ha precisado que "el gran conflicto ha sido la existencia de ETA, de una banda terrorista que ha intentado imponer mediante la violencia su proyecto totalitario".
Después de que dicho conflicto se haya "resuelto" con la "derrota" del terrorismo, ha reconocido que en Euskadi pueden existir otros "problemas", aunque ha destacado que éstos "se pueden resolver desde la política".
En esta línea, se ha preguntado "cuándo un problema llega a la categoría de conflicto". De todas formas, ha destacado que, aunque Euskadi "puede tener problemas, como todas las sociedades modernas", no tiene "miedo" a abordarlos "desde la política". "No me da miedo el debate sobre ninguna posición política, porque yo también tengo la mía y la defenderé", ha asegurado.
A continuación y en el turno de respuesta a Aralar, ha advertido de que "la resolución del conflicto no tiene por qué ser siempre acercarse a sus posiciones". "A ver si alguna vez se acercan a las nuestras", ha emplazado a esta formación.
En otro momento de su intervención, y durante su respuesta a EA, ha reprochado a esta formación que "ligue" la resolución del supuesto conflicto político con "el final del terrorismo". "Peor que la banda, que habla de las consecuencias (del conflicto), ustedes hablan de las causas", ha criticado a Eusko Alkartasuna. El lehendakari ha subrayado que una y otra cuestión deben estar "radicalmente desligadas".
MESA DE PARTIDOS
Por otra parte, ha asegurado que no caerá en el "error" de convocar una mesa o foro de partidos, cuya creación sugirieron los ex dirigentes internacionales que firmaron la 'Declaración de Aiete' y que defienden varias formaciones políticas.
López ha señalado que poner en marcha un foro de este tipo para abordar cuestiones de gran relevancia para el futuro del País Vasco supondría "un desprecio" a las instituciones que representan a la ciudadanía, como el Parlamento vasco.
EGIBAR
Por su parte, el portavoz parlamentario del PNV, Joseba Egibar, ha subrayado que es necesario abordar con "urgencia" las consecuencias de "la estrategia fracasada" del terrorismo, entre las que ha citado a las víctimas y la política penitenciaria.
Además, ha asegurado que es necesario buscar soluciones al "conflicto político" de Euskadi, dado que afirmar que éste se ha acabado con el final de la actividad de ETA "es engañarse".
Por ese motivo, ha reclamado a López que, al igual que hicieron los ex lehendakaris Carlos Garaikoetxea, José Antonio Ardanza y Juan José Ibarretxe, adopte medidas para "abordar las causas de ese conflicto para buscar una solución".
En la misma línea, la portavoz de Aralar en la Cámara, Aintzane Ezenarro, ha instado al lehendakari a que asuma "el liderazgo" para "buscar soluciones al conflicto político de fondo".
El parlamentario de EA, Juanjo Agirrezabala, ha reclamado a López que actúe con "valentía para hacer frente al conflicto político" derivado del "encaje de Euskal Herria en los Estados español y francés".
En su opinión, los presos, las víctimas y el mencionado "conflicto" son los elementos "fundamentales" sobre los que hay que hablar. Además, ha defendido la necesidad de una mesa de partidos, dado que el Parlamento vasco está "inhabilitado" por la ausencia de la izquierda abertzale.