Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

En libertad con cargos el ex director general de Deportes del Consell de Mallorca

De este modo, Rafael Duran, que se negó a declarar el miércoles, 'Pepote' Ballester, que junto con los demás ha sido interrogado hoy viernes, Antoni Palerm, Miquel Romero, Jorge Moisés y Miguel Ángel Rodríguez son los implicados que han pasado la noche en los calabozos. De ellos, Palerm, ex director general de Deportes del Consell, ha quedado en libertad con cargos imputado por un delito de negociaciones prohibidas con funcionarios.
El juez y la Fiscalía Anticorrupción investigan posibles irregularidades en los contratos de obras durante la ejecución del Palma Arena, impulsado durante la pasada legislatura del PP, que podrían haber duplicado el presupuesto de esta infraestructura hasta superar los 100 millones de euros. Así, se investigan, entre otros delitos, los de malversación, prevaricación y falsedad documental.
El PP balear ha defendido la inocencia de tres de los cinco detenidos -Pepote Ballester, Rafael Durán y Jorge Moisés- y ha asegurado que la gestión de las obras del pabellón fue "correcta".
El portavoz del PP de las Islas Baleares, Carlos Simarro, compareció ante los medios ante los cuales se mostró convencido de la "inocencia" de las tres vinculadas al partido, al tiempo que ha pedido "prudencia" y "confianza en nuestra gente".
El velódromo objeto de presuntas irregularidades fue inaugurado oficialmente el 29 de marzo de 2007 y fue uno de los proyectos estrella de la anterior legislatura balear (2003-2007), presidida por el popular Jaume Matas, que calificó esta infraestructura como "la obra deportiva más importante de Mallorca".
"no se puede amortizar" su coste




Respeto a la Justicia




EPF/RSO



 
 
La denominada operación 'Espada', estalló el pasado miércoles con la detención de seis personas por presuntas irregularidades en la ejecución del velódromo. Se trata, además de Duran y Ballester, del director de la empresa de comunicación Nimbus, Miquel Romero, el ex gerente del Palma Arena, Jorge Moisés, el arquitecto Ignacio Antonio Sáez (en libertad con cargos) y el miembro de la UTE encargada de la construcción del Palma Arena, Miquel Ángel Rodríguez. Los cuatro primeros, es decir, Durán, Ballester, Romero y Moisés, son las cuatro personas que permanecen en los calabozos de la policía.
También el miércoles fue citado a declarar como imputado el ingeniero industrial que se encargó del proyecto inicial del velódromo, Miquel Ángel Verger (también puesto en libertad).
El PP defiende la inocencia