Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La manifestación contra la sentencia del Estatut, para el 10 de julio

El presidente de la Generalitat, José Montilla, ha descartado convocar una consulta o un referéndum para que la ciudadanía catalana diga si comparte o no el recorte del Estatut por parte del Tribunal Constitucional (TC), demanda este martes por sus socios en el Govern, ERC e ICV-EUiA. 
En rueda de prensa tras el Consell Executiu, Montilla ha indicado que él es favorable a que se pongan sobre la mesa todas las iniciativas posibles para afrontar el recorte, siempre y cuando se produzcan dentro del marco del "Estado de derecho".
"Yo no puedo convocar un referéndum. En un Estado de derecho las cosas deben hacerse según el reglamento jurídico vigente", agregó Montilla.
Manifestación el 10 de julio
Todos los partidos catalanes, excepto el PPC y Ciutadans, sindicatos y entidades sociales lideradas por Òmnium Cultural, han convocado una manifestación el próximo día 10 de julio en Barcelona en contra de la sentencia del Constitucional sobre el Estatut, que creen una "agresión contra el pueblo catalán". Según ha indicado la presidenta de Òmnium Cultural, Muriel Casals, la manifestación ya cuenta con un listado de adhesiones que se irá ampliando en los próximos días, empezará a las 18.00 horas del día 10 en la confluencia de la avenida Diagonal con el Paseo de Gracia y su lema será "Nosotros decidimos. Somos una nación".
La portavoz ha explicado que su entidad, que es una de las que cuenta con mayor número de afiliados e Cataluña, ya hacía tiempo que estaba preparando la manifestación, en previsión de que "lamentablemente llegara este día", y ha subrayado que "estará abierta al conjunto de organizaciones y de ciudadanos" y espera contar con un amplio apoyo.
El lunes, el presidente de la Generalitat, José Montilla, se mostró "indignado" aunque aseguró asumir la sentencia aunque no la compartía. Por ello, se hizo un llamamiento a ciudadanía, al que se sumó CiU, para defender el autogobierno catalán.
"La indignación que sentimos no nos ha de impedir afirmar con rotundidad que el Estatut que votamos sigue vigente y ha sido declarado constitucional muy mayoritariamente" (...) "Os quiero pedir que respondáis masivamente a la propuesta de manifestación", declaró Montilla.
En ese mismo sentido se manifestó el presidente de CiU, Artur Mas, al asegurar que "los pueblos demuestran cómo son en los momentos difíciles y ahora se pone a prueba la capacidad de Cataluña de reaccionar y de sobreponerse a las dificultades".
Por su parte Gobierno y PP se han felicitado por la sentencia aunque han discrepado sobre el alcance de la misma.
Así, la vicepresidenta del Gobierno, María Teresa Fernández De la Vega ha comentado que "la sentencia ha supuesto una derrota en toda regla del PP. Ha venido a ratificar prácticamente en su totalidad la validez del Estatuto y ha hecho hincapié en que cuando habla la Justicia no caben más dudas, vaticinios ni cuestionamientos".
La portavoz del PP en el Congreso, Soraya Sáenz de Santamaría, en cambio ha señalado que "hemos cumplido con nuestra obligación y deber de defender la Constitución y el marco de derechos, libertades y de convivencia que se han dado los españoles". EPF