Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Mas mantiene el 9-N y estudia acciones legales contra el Gobierno

Artur Mas, presidente de la Generalitat de Cataluña, mantendrá la consulta del 9-N y pedirá que se estudie emprender acciones legales contra el Gobierno. Mas cree que la Administración ha ejercido "abuso de poder y legal" al usar al Tribunal Constitucional (TC) "de manera impropia". Asegura que el operativo para el proceso de participación "está prácticamente acabado".

El presidente de la Generalitat, Artur Mas, mantiene el proceso participativo convocado para el 9-N y ordenará a los servicios jurídicos de la administración autonómica que estudie la posibilidad de emprender acciones legales por el "abuso de poder y legal" del Gobierno, y para proteger las competencias de la Generalitat sobre participación ciudanana.
Mas afirma que los recursos del Ejecutivo central esconden su falta de capacidad política y demuestran que está "actuando con abuso de poder y de derecho porque está utilizando el TC de manera impropia", haciéndole desempeñar un papel que no le corresponde: resolver un asunto que debe solucionarse políticamente.
"¿Preguntar por la independencia está prohibido? ¿Al final nos prohibirán las encuestas y llegaremos al extremo más ridículo?", se ha cuestionado el presidente, que ha preguntado además al Estado si pedirá que se tape la boca de las personas, y ha reclamado en varias ocasiones una participación masiva. Para Mas el Gobierno central no conseguirá su objetivo de generar "confusión, miedo, crear temores y desprestigiar" la votación a nivel interno e internacional.
"Focalizarnos en el 9-N"
No ha querido dar detalles sobre cómo evolucionará el mapa político catalán a partir del 10 de noviembre: "Tenemos que focalizarnos en el 9N, una oportunidad que no podemos desaprovechar", ha dicho, y ha instado a los catalanes a movilizarse para dar una lección de democracia.
Sí destaca que prácticamente todos los trabajos logísticos para hacer posible la votación "está prácticamente acabado", incluida la movilización de voluntarios y la adjudicación de sus funciones, la confección de urnas, y la impresión de las papeletas, que en cualquier caso estarán disponibles en los puntos de votación y no será necesario que los ciudadanos las impriman en sus casas.
"El proceso está plenamente en marcha", no va a frenarse, y, para conseguirlo, ha anunciado tres grandes medidas: la primera, acabar el operativo participativo, y la segunda, pedir a los servicios jurídicos de la Generalitat que estudien "acciones legales a emprender contra el Gobierno español por abuso de poder", que podrían materializarse la próxima semana.
El tercer anuncio es la posibilidad de que el propia Mas proponga la convocatoria urgente de una reunión a principios de la próxima semana del Pacte Nacional pel Dret a Decidir, el órgano que agrupa a partidos, instituciones y entidades partidarias del 9N.
En cuanto al operativo policial previsto de cara al 9N, será un dispositivo que ha calificado como normal; y sobre la recogida de firmas propuesta por ICV-EUiA y que acabará de perfilarse la próxima semana, ha defendido que haya una "acción complementaria y otra forma de expresarse por parte de la ciudadanía".