Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La militancia de Anova podrá votar su preferencia por partido y apoyar al tiempo la coalición En Marea

Alexandra Fernández, que fue portavoz de En Marea, revalida y aumenta los apoyos internos para encabezar la lista por Pontevedra
La militancia de Anova-Irmandade Nacionalista podrá votar en la consulta interna sobre los acuerdos políticos para las elecciones del 26 de junio a favor de su preferencia por un partido instrumental para concurrir a los comicios, como así figura en los documentos que se debatieron en su última conferencia nacional, sin que ello suponga romper el acuerdo con los socios de En Marea.
Esta situación es posible en virtud de la fórmula que ha aprobado la Comisión Permanente de Anova --el equivalente a la ejecutiva de una formación política clásica-- para someter los acuerdos políticos de la formación que lidera Xosé Manuel Beiras a consulta de la militancia.
Anova celebró el pasado 10 de abril una conferencia política en la que se apostó por defender que En Marea caminase hacia su conversión en un partido instrumental de adscripción individual para la concurrencia a las citas electorales, como así lo ha reivindicado en el seno de En Marea, si bien Podemos Galicia y Esquerda Unida no apostaron por esta fórmula para la repetición de las generales, sino por mantener los acuerdos alcanzados para el 20 de noviembre, no como en el caso catalán --en el que se registró un partido político--.
En la asamblea de En Marea del pasado domingo día 15, hubo también voces, entre ellas de militantes de Anova, que apostaron por la fórmula del partido instrumental para concurrir a las elecciones generales, ya que la formación nacionalista considera que es la manera jurídica que podría garantizar la consecución del grupo parlamentario propio para Galicia en el caso de que, al menos, se repitan resultados --seis diputados en el Congreso y el mínimo porcentual en todas las circunscripciones--.
Sin embargo, aunque Podemos --incluso así se llegó a pronunciar la propia número tres de la dirección estatal, Carolina Bescansa-- y Esquerda Unida han ratificado su compromiso de buscar grupo parlamentario para Galicia, estas dos formaciones han asegurado que la clave está en contar con una mayoría diferente en la Mesa del Congreso de los Diputados para lograrlo, y no en la cuestión jurídica.
PREGUNTAS DE ANOVA
En este escenario, Anova, como hicieron sus socios de la coalición la semana pasada, ha decidido someter a la militancia los acuerdos políticos, si bien En Marea ya ha sido registrada como coalición el pasado viernes día 13 (con el acuerdo del mismo documento político). En todo caso, miembros de En Marea ligados a Encontro Cidadá por unha Marea Galega y a Compostela Aberta también habían iniciado los trámites ante el Ministerio del Interior para registrar esta marca como partido político, fórmula que finalmente no se utilizará.
Concretamente, la primera de las que deberá responder la militancia de Anova es la siguiente: "¿Qué fórmula jurídica consideras que sería la más apropiada para garantizar los objetivos políticos de En Marea de cara al 26J?: a) Coalición b) Partido instrumental".
Esta primera parte permite a la militancia de Anova decantarse por la fórmula jurídica que defiende tanto la dirección como recogen los documentos aprobados en la asamblea celebrada el pasado mes de abril en A Coruña.
La segunda pregunta dice como sigue: "Piensas que Anova debe participar en los comicios a las Cortes Españolas en En Marea, independientemente de la fórmula jurídica expresada por nosotros, salvaguardando el espacio de unidad popular?: a) Sí b) No".
Con esta segunda parte de la consulta, la militancia de Anova tiene la oportunidad de mantener la coalición En Marea para los comicios del 26 de junio sin que ello suponga retractarse de su preferencia por un partido instrumental, si bien la elección de esta fórmula ha quedado descartada por el no de los socios para los comicios de junio.
A preguntas de los periodistas este miércoles, el coordinador nacional de Anova, Antón Sánchez, se había asegurado que "no había ninguna intranquilidad" con respecto a la consulta a las bases y con que se reabriese un debate cerrado en la asamblea de En Marea del pasado domingo, y defendió que su organización "siempre, siempre" consultaba a la militancia los acuerdos que se adoptaban.
PRIMARIAS INTERNAS
Por otro lado, ya se conocen los resultados de las primarias que realizó Anova para ratificar o renovar las listas con las que concurrirá el próximo 26 de junio y en las que la que fue portavoz de En Marea en el Congreso y número uno por Pontevedra, Alexandra Fernández, ha revalidado y aumentado sus apoyos entre la militancia al obtener el 91,72 por ciento de los votos, 20 puntos más que cuando se preguntó a las bases para los comicios del 20 de diciembre. David Carballal, por su parte, logró el 8,28% de los votos.
Según se recoge en los resultados de la consulta interna, difundidos este jueves por Anova, y en los que participó el 61 por ciento de la militancia (en la de noviembre lo había hecho una cifra similar, con el 63%), la propuesta de Anova para la provincia de A Coruña será Gladys Afonso, que consiguió un 73,33% del voto en esa circunscripción (frente al 54,41% de noviembre), seguida por Eduardo García Santiago (11,58%), Jorge Caeiro (11,23%) y Gelasio Varela (3,86%).
En cuanto al Senado por A Coruña, la más votada ha sido Iria Otero, con un 78,34 por ciento, seguida de Mónica Montero (21,66%).
En Ourense, para el Congreso, la propuesta de Anova será la de Víctor Manuel Gil, que logró todo el voto al no concurrir nadie más por esta circunscripción; mientras que para el Senado, el nombre elegido ha sido el de Pilar Barros (56,42%, frente al 74,9% de noviembre), seguida de David Fernández Calviño (43,58%), que no se había presentado en la anterior ocasión.
CASO DE LUGO Y FERNÁN VELLO
Aunque Miguel Anxo Fernán Vello, diputado por Lugo de En Marea, había manifestado su voluntad de concurrir a estas primarias internas, finalmente no se presentó a las primarias internas, toda vez que su nombre había sido elegido por consenso de toda la candidatura y no formó parte de lo que se conoce como 'cuota' de los partidos pese a que, en todo caso, milita en Anova. Lo mismo ocurrió con el cabeza de lista por Ourense, David Bruzos, que procede de Ourense en Común y fue elegido por acuerdo de En Marea.
Al respecto, Anova aclaró este miércoles que, dado que el "compromiso" que se adquirió finalmente es el de "mantener las listas de En Marea ajenas a las decisiones de los partidos de la coalición", el escritor lucense "se mantendrá en ese mismo puesto en la lista de Lugo".