Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El 'mini trasvase' se financiará con partidas del Estatut

El pacto está sellado. Elena  Espinosa, ministra de Medioambiente,  y su homólogo, el conseller Francesc  Baltasar, han acordado que el decreto sobre el futuro mini trasvase del Ebro hasta Barcelona utilice hasta 180 millones de la inversión estatal prevista en la Disposición Adicional  Tercera del Estatut. Greenpeace y Ecologistas en Acción han recordado que los partidos que integran el tripartito se opusieron a una "variante" de este mismo proyecto cuando lo propuso CiU.
Tanto Espinosa como Baltasar insistieron en que no se trata de un  trasvase. El agua saldrá de excedentes del delta del Ebro y, según  la ministra, no creará ninguna situación de impacto medioambiental ni disminución de metros cúbicos del río.
Para ello, su Ministerio adelantará una obra de mejora de regadíos, que empezará el 1 de mayo y estará lista en cuatro meses. Esto permitirá obtener 50 hectómetros cúbicos para la región metropolitana de Barcelona.
Así lo han anunciado la ministra de Medio Ambiente, Elena Espinosa, y el conseller catalán del ramo, Francesc Baltasar, que han destacado que se trata de una medida "provisional" y de "emergencia" que no "restará ni una gota más de agua del río" ni afectará a su caudal.
Uso puntual
La tubería que conectará el agua del Ebro con el sistema Ter-Llobregat tendrá unos 62 kilómetros. Y transcurrirá, de forma subterránea en su mayor parte, junto a la autopista AP-7.
La infraestructura sólo podrá ser utilizada otra vez en un nuevo caso de extrema sequía, a través de la autorización de un Real Decreto Ley.
Según estas organizaciones ecologistas, que consideran que la prolongación del mini-trasvase no es la solución, se trata de "un trasvase irresponsable". AGE