Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El primer ministro eslovaco culpa a la prensa por la baja participación en los comicios

El presidente eslovaco, Ivan Gasparovic (segundo por la izquierda), ejerce su derecho al voto, hoy junto a su esposa Silvia Gasparovicova en un colegio electoral de Bratislava, Eslovaquia. EFEtelecinco.es
El primer ministro de Eslovaquia, Robert Fico, culpó hoy a la prensa de su país de la baja participación en los comicios europeos, y que será inferior a la de hace cinco años, cuando alcanzó el 17 por ciento.
Fico acusó a la prensa local del desinterés ciudadano por ir a votar, ya que poco antes del cierre de los colegios habían acudido a las urnas un 10 de los ciudadanos con derecho a voto.
"Creo que hemos dicho poco sobre qué hace realmente el Parlamento Europeo. Seré sincero. Ayer me ocurrió un hecho curioso. Por la tarde paré a un conocido, le pregunté si venía a votar y me respondió: ¿tengo que ir a votar a esos que ganan 500.000 coronas?", dijo el político socialdemócrata.
"Pues bien, esta es la imagen (de la Eurocámara) que alguien creó, por lo que ruego que reflexionen", afeó Fico a los periodistas.
La participación en las elecciones europeas en Eslovaquia superaba sólo el 10 por ciento a las 19.30 horas (17.30 GMT), cuando el cierre de los colegios tuvo lugar a las 22.00 horas (20.00 GMT), según la vicepresidenta de la Comisión Electoral, Dagmar Skacanova.
Esta bajísima asistencia a las urnas para elegir a los trece europarlamentarios ha sido considerada como un fiasco por los observadores locales.
"No soy muy optimista, pero espero que al menos lleguemos al 20 por ciento de participación", dijo, al acudir a depositar su papeleta en un colegio de Bratislava el jefe del Estado, Ivan Gasparovic, acompañado de su mujer, Silvia.
Ese pronóstico se vio, sin embargo, frustrado a medida que avanzaba la jornada electoral en la pequeña democracia del Danubio.
La segunda convocatoria en la que participa Eslovaquia desde su ingreso en la Unión Europea (UE), en mayo de 2004, registrará una participación popular inferior a la de hace cinco años, cuando fue del 17 por ciento, el más bajo de los Veintisiete.
El día transcurrió sin incidentes, bajo la supervisión de 2.000 agentes del orden.