Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El oficialismo celebra el triunfo de Chávez y la oposición denuncia "ventajismo"

El oficialismo venezolano celebró hoy el "sí" dado al presidente Hugo Chávez para aspirar a la reelección ilimitada, mientras la oposición denunció el "ventajismo" del que, en su opinión, se ha beneficiado el mandatario en el proceso electoral y llamó a organizarse con miras a los comicios de 2012.
Los números confirmaron "lo que veíamos en la calle" y en la mayoría de las encuestas, dijo Vanessa Davies, del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) que lidera Chávez, una de las pocas voces oficialistas disponibles hoy luego de los festejos "chavistas" que se prolongaron hasta la madrugada.
"Los grandes derrotados no fueron los opositores", sino la prensa privada que en Venezuela actúa en lugar de los partidos políticos de oposición y así "disfrazan de propaganda la información", añadió la dirigente oficialista al comentar con periodistas los resultados del referendo del domingo.
Varios de estos medios destacaron este lunes que los 6 millones a favor de Chávez acusan una importante merma ante los 7,3 millones con los que el presidente ganó la reelección en 2006 y señalaron que la oposición superó los 4 millones que obtuvo repetidamente en los distintos comicios de los últimos años.
Tras proclamarse la noche del domingo el triunfo de Chávez con un apoyo de alrededor de un millón de votos por encima del "no", y una abstención de otros 6 millones de electores, el gobernante ratificó que se postulará a los comicios que en diciembre de 2012 definirán el período presidencial 2013-2019.
Chávez celebró el resultado como una "gran victoria del pueblo y de la revolución", mientras sus adversarios denunciaban el "ventajismo" de contar con los recursos del Estado, entre las causas de la derrota de la opción del "no" a la reelección ilimitada.
La oposición va "de menos a más; lo hicimos bien, pero pudimos hacerlo mejor y sumar mucho más caudal de votos a esta mitad del país" en desacuerdo con el gobernante, manifestó hoy el dirigente opositor Antonio Ledezma, alcalde mayor de Caracas e identificado por Chávez como uno de sus posibles contendientes en 2012.
Ledezma advirtió sobre el "ventajismo" gubernamental y auguró que se repetirá en 2012, pero a la par pidió que hasta entonces la oposición "conquiste" a los 6 millones que se abstuvieron de votar.
Sobre su eventual candidatura presidencial dijo que serán todas las fuerzas opositoras las que definirán "a su tiempo quién será su candidato" y que "Dios proveerá".
Indicó que esa definición del futuro contrincante de Chávez "no debe significar una carnicería política" entre el "antichavismo".
"Aceptamos que el 'sí' ganó, pero manchado por el ventajismo", dijo a su vez el líder del partido conservador Primero Justicia (PJ), Julio Borges, otro de los de los opositores a los que Chávez ha incluido entre sus eventuales contendientes.
Borges se felicitó de la cosecha de poco más de 5 millones de votos opositores, lo que constituye, subrayó, un piso "para ser una nueva mayoría en Venezuela" en el mediano plazo.
"Sientan la fuerza de lo que es construir una nueva mayoría, sientan la fuerza de la esperanza" y "desde PJ sembraremos una nueva alternativa democrática y política seria", añadió.
La oposición debe "buscar una bandera", porque "falta una figura de 'tú a tú' con Chávez", declaró a Efe el analista y politólogo Carlos Romero.
Actualmente, ninguno de los dirigentes "le llega a los tacones" a Chávez en popularidad, añadió, aunque también advirtió que el escenario del que se ha beneficiado ahora el presidente puede variar en el futuro, teniendo en cuenta las consecuencias de la crisis y cómo administre la oposición la situación.
También el analista Luis Vicente León coincidió en que "la mitad del país" rechaza la opción política de Chávez y que los opositores "deben tener una propuesta creativa para que puedan luchar" contra la opción del presidente.
El director de la encuestadora Datanálisis, una de las que pronosticó la victoria del "sí" en el referendo, también apuntó a que el "liderazgo" es el problema opositor y destacó la importancia de las elecciones parlamentarias del próximo año para abrir otras perspectivas.