Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La operación Voltor suma 13 detenidos en Mallorca, dos de ellos cargos de UM

Agentes de la Policía Judicial de Baleares han iniciado hoy el registro de un consorcio público de informática -integrado por varios ayuntamientos y el Consell de Mallorca- ubicado en el centro de Palma, en el marco de la operación "Voltor" que investiga presuntos delitos de corrupción en empresas públicas. EFEtelecinco.es
La operación "Voltor" contra una trama de corrupción en Mallorca ha sumado ya la detención de trece presuntos implicados, entre ellos dos directores generales del Govern balear por Unió Mallorquina (UM), el responsable de Promoción Turística Joan Sastre y el de Calidad Ambiental Antoni Oliver.
Durante la jornada de hoy, la policía judicial ha detenido a ocho implicados, que se añaden a los cinco arrestados el miércoles en la primera fase de la operación anticorrupción, y ha practicado tres registros, uno de ellos en el Consorcio de Informática Local de Mallorca.
Por la mañana, la policía judicial detuvo al director general de Promoción Turística, Joan Sastre, el segundo cargo público de Unió Mallorquina arrestado en menos de 24 horas en relación con esta trama en la que se investigan supuestas irregularidades en torno a la gestión del Instituto de Estrategia Turística (Inestur), registrado ayer.
Tras esta nueva detención de uno de sus cargos, la ejecutiva de UM ha decidido esta tarde proponer el cese "provisional e inmediato" de Sastre, así como de todo alto cargo del partido que sea arrestado en un caso de corrupción.
En rueda de prensa de urgencia, el presidente de Unió Mallorquina, Josep Melià, ha afirmado que UM ha decidido establecer un nuevo criterio que va "más allá" del código ético firmado entre los partidos del pacto de gobierno, por el que propondrá el cese provisional de sus altos cargos detenidos.
El "caso Inestur" es el primer asunto de supuesta corrupción que se destapa en la presente legislatura (2007-2011) y que afecta directamente a uno de los partidos que integran el Pacto del Ejecutivo autonómico presidido por el PSIB-PSOE, y del que también forman parte UM y Bloc.
En el día de hoy también ha sido arrestado Antoni Rebassa, de UM, responsable del área de Inversiones del Inestur, después de que ayer fuera privado de libertad Antoni Oliver, ex gerente de este organismo y actual director de Calidad Ambiental, cuya destitución fue anunciada horas después por el Ejecutivo autonómico.
Además de Sastre y Rebassa, la policía detuvo hoy a otros seis implicados, según ha informado la Jefatura Superior de Policía de Baleares, que no ha confirmado si algunos de ellos pertenece también a Unió Mallorquina.
Según la policía, continúa abierta esta operación en la que se indaga acerca de una supuesta trama en la que se habría manipulado la adjudicación de contratos públicos con el fin de favorecer a determinadas empresas afines a UM y que, como contraprestación, habrían pagado comisiones ilegales.
Fuentes de la Consellería de Turismo han explicado a Efe que la policía se presentó esta mañana en el despacho de Sastre, pero éste no se encontraba allí porque había ido a visitar a los empleados de Inestur, donde, al parecer, fue detenido después.
Sastre es integrante del llamado "sector crítico" o de la "liga norte" de UM, al igual que Oliver y el nuevo presidente del partido, Josep Melià. Entre 1999 y 2007 fue alcalde de Porreres.
El Inestur depende directamente de la Conselleria de Turismo, cartera que la pasada legislatura gestionaba el PP, pero que tras el cambio de gobierno, en 2007, ha estado bajo la dirección de varios miembros de Unió Mallorquina (UM): Francesc Buils; el concejal de Palma Miquel Nadal, imputado en varios casos de corrupción, y el actual conseller de Turismo y ex alcalde de Alcudia, Miquel Ferrer.
Precisamente, Ferrer ha asegurado hoy a los periodistas que "duele" lo que está pasando tras la detención de dos directores generales del Govern balear y de su partido, y ha apostado por transmitir "credibilidad" y "confianza" a los ciudadanos.
Tras conocer la detención de un nuevo director general, el presidente del Govern, Francesc Antich (PSOE), suspendió esta mañana la visita que realizaba a diferentes hoteles de la Playa de Palma y se dirigió de inmediato al Consolat de Mar, sede del Ejecutivo regional, para analizar la situación junto al conseller de Turismo.
"Seremos muy duros ante esta situaciones porque la gente necesita confianza y transparencia; hay que actuar rápidamente frente a esta situación", ha aseverado el mandatario autonómico.