Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La oposición reclama a Defensa mayor control para que las armas españolas no lleguen a Estados que no respetan los DDHH

Los grupos parlamentarios de la oposición reclaman al Ministerio de Defensa que refuerce el control sobre las exportaciones de armamento con el objetivo de evitar su acceso a Estados sospechosos de cometer violaciones de los Derechos Humanos, al tiempo que piden más información y transparencia en lo que respecta a la venta de armas.
Así lo expone la mayoría de grupos parlamentarios, salvo el PP, en las propuestas de resolución sobre el informe 'Estadísticas españolas de exportación de material de Defensa, de otro material y de productos y tecnologías de doble uso', correspondiente al año 2012. Las propuestas serán debatidas y votadas en la Comisión de Defensa convocada para este miércoles por la tarde.
Concretamente, la Izquierda Plural (IU-ICV-CHA) solicita al departamento que dirige Pedro Morenés "reforzar el control de las operaciones que por sus características y destino pudieran resultar preocupantes para los Derechos Humanos".
CRITERIOS PARA AUTORIZAR O DENEGAR
Además, en su propuesta sugiere "mejorar los criterios para la autorización o denegación de una exportación cuando exista un riesgo sustancial de que se utilizarán para cometer violaciones de Derechos Humanos".
UPyD hace una propuesta similar al pedir "concretar y detallar en mayor medida, en futuros informes, los criterios que conducen a la denegación o autorización de las exportaciones a los destinos preocupantes", ya sean países en conflicto armado, con grave inestabilidad interna o en los que se producen violaciones de los Derechos Humanos.
En caso de una denegación, CiU pide que se facilite información detallada al Congreso sobre los criterios seguidos, incluyendo nombre del Estado al que se ha denegado la operación, la naturaleza de la misma y su justificación, así como el riesgo potencial que supone para los Derechos Humanos.
Pero además, UPyD y CiU reclaman que se suspendan las autorizaciones de exportación de armas en caso de contratos concluidos pero no entregados a Estados cuando la situación de éstos "se agrave o exista riesgo de que puedan ser utilizados para violar los Derechos Humanos".
PERFECCIONAR EL SISTEMA DE SEGUIMIENTO DE LAS ARMAS
Una petición parecida hace el Grupo Socialista, que insta a "reforzar el enfoque preventivo y agilizar el proceso de revocación de las licencias de exportación en aquellos países cuya situación interna derive en una mayor inestabilidad o se incrementen las posibilidades de desvío".
A este respecto, el PSOE también pide "perfeccionar el sistema de seguimiento del material exportado en destino y el uso final del mismo, así como informar a la Comisión de Defensa de las actuaciones realizadas en este sentido".
En general, todos los grupos hacen hincapié en que se ofrezca una información más detallada al Congreso sobre las exportaciones de armamento, pero sobre todo en las que se consideren preocupantes. Así lo expone ERC, que reclama "continuar con los avances en la transparencia de la información sobre las transacciones realizadas".
El Grupo Popular es el único que se desmarca de estas peticiones sobre países sospechosos de cometer violaciones de Derechos Humanos, aunque sí pide al Gobierno, entre otras cosas, que informe anualmente a los grupos parlamentarios sobre las estadísticas de las exportaciones españolas de material de defensa, de otro material y de productos y tecnologías de doble uso con al menos 15 días de antelación a la comparecencia del secretario de Estado de Comercio.