Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La oposición critica el tercer aplazamiento del debate sobre reforma del estatuto valenciano, que el PP ve lógica

Califican de "vergonzosa" "ridícula" e "injusta" la decisión de aplazar la propuesta
Todos los grupos de la oposición han mostrado este martes sus críticas a la decisión de excluir del orden del día del Pleno de este martes el debate sobre la toma en consideración de la reforma del Estatuto de la Comunidad Valenciana basada en la conocida como 'cláusula Camps'. Ésta es la tercera vez que se aplaza el debate de esta iniciativa y, como en las dos anteriores, se ha hecho a petición del Parlamento valenciano y a instancias del PP.
A pesar de no producirse la votación, los grupos han dispuesto de un tiempo para poder expresar su parecer con respecto a la retirada de la propuesta, a la que todos han coincidido en catalogar como "vergonzosa" e "injusta", salvo el PP, que ha apelado a "la lógica" para dicho aplazamiento.
En concreto, por parte del PSOE, el parlamentario y también secretario general de los socialistas valencianos, Ximo Puig, ha afirmado que el aplazamiento de esta propuesta significa "la ruptura del consenso que hizo posible el estatuto", y obedece a la "utilización partidista y de seguir las reglas del juego del PP".
Según ha destacado, esta decisión es "profundamente injusta", ya que aleja a los valencianos de una posible salida de la crisis; y es "antidemocrática", ya que "usurpa la voluntad de los valencianos", aplicando "la doctrina Rajoy; silenciando todo lo que no interesa", ha dicho.
"DEJAR CAER A LA COMUNIDAD"
Para Puig se pone de manifiesto que la Comunidad "no es prioritaria" para el Gobierno, y que tanto el presidente de la Generalitat, Alberto Fabra, como el del Ejecutivo nacional, Mariano Rajoy, "han decidido dejar caer a la Comunidad".
En opinión del diputado de Compromís, Joan Baldoví, quien ataviado con una camiseta bajo el lema y la imagen de Jaume I: 'Vergonya caballers, Vergonya', ha parafraseado al conquistador al destacar que es "vergonzoso" el "nuevo ridículo" que protagoniza el PP valenciano al aplazar esta propuesta que daba aire a la situación que atraviesa la Comunidad.
"No tenemos un presidente, tenemos un gobernador civil, un presidente que 'no pinta faba'", ha asegurado Baldoví al explicar que, con esta actitud, se demuestra que Alberto Fabra no tiene voz ni voto en las decisiones que competen a la Comunidad.
Para el independentista catalán Joan Tardà, esta decisión es "una ofensa" para la ciudadanía, que no permite a los ciudadanos que puedan defender sus intereses. En su opinión, "el PP prefiere la supeditación del Estado español que defender intereses valencianos".
Por su lado, el diputado valenciano de UPyD, Toni Cantó, quien ha preferido hablar desde su escaño para dirigirse "directamente" al presidente de la Cámara, Jesús Posada, ha manifestado su "más enérgica" queja ante el ejercicio del trabajo de los parlamentarios valencianos, que además de avisar con poco tiempo sobre el aplazamiento de esta propuesta, no defienden los intereses de los ciudadanos.
En su opinión, con esta forma de proceder se contribuye a que se viva "en una democracia con minúsculas". En este sentido, Posada ha afirmado que mientras sea presidente de la Cámara "habrá libertad para decirlo todo" y ha subrayado que "se cumplirá el reglamento".
El parlamentario de la Izquierda Plural, Ricardo Sixto, ha considerado de "vergüenza" asistir a cómo el PP "fuerza la mecánica parlamentaria". Además, ha pedido al PP que si no quiere que se debata esta cuestión, que solicite una retirada, pero que "no someta a ridículo a la Cámara ni a esta tortura", ha destacado.
Por su lado, el diputado de CiU, Jordi Xuclà, ha dudado de que se pueda discutir y votar esta propuesta durante la legislatura porque, según ha apuntado, "hay un grave problema de fondo: que el PP está en contra del PPCV en esta propuesta".
PP PIDE QUE NO SE INTENTE ENGAÑAR A VALENCIANOS
Por último, el diputado del PP, Gerardo Camps, ha señalado que los únicos que pueden solicitar este aplazamiento son las Cortes Valencianas, que son los que lo han hecho y por "razones de lógica aplastantes". En su opinión, no tiene sentido hacer dos referéndum en los momentos actuales pudiéndose aunar las dos reformas propuestas en una, y que se tramiten de forma conjunta.
Por ello, ha destacado a los grupos que "no intenten engañar a los valencianos", porque este aplazamiento "no supone ningún perjuicio" para ellos. Así, ha reclamado a Baldoví y a Sixto que no se "rasguen las vestiduras" ni intenten ser "adalides del rigor y coherencia política".
Además, ha reclamado a Puig que deje de intervenir "con discursos que aquí no corresponden, para intentar aprovechar las pocas oportunidades que tiene para intentar ser aquello que no le dejan ni ser los suyos, el secretario general de los socialistas valencianos", ha declarado.
Tras la celebración de este pequeño debate, la portavoz de EUPV, Marga Sanz, presente en la Cámara, ha apuntado a los medios que, con este aplazamiento, el PP "da la espalda al pueblo valenciano y a su máxima institución", y lo hace "de una forma torticera y tramposa".
Por su parte, el líder de Compromís, Enric Morera, también presente en el debate en Madrid, ha señalado que el PP "no debería seguir humillando al pueblo valenciano", y que se necesita "un cambio que regenere la vida política", "porque ahora estamos gobernados por un presidente, Alberto Fabra, que 'no pinta faba'", ha concluido.