Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Antonio Hernando: "Podemos usa mentiras para frustrar los deseos de la gente"

El PSOE ha reaccionado con dureza a la retirada de la formación liderada por Pablo Iglesias de la mesa de negociaciones a cuatro tras la firma este miércoles de un acuerdo entre los socialista y Ciudadanos para la investidura de Pedro Sánchez. Antonio Hernando, portavoz del PSOE ha asegurado que "Podemos solo está usando mentiras para frustrar los deseos de cambio de la gente" al tiempo que ha afirmado que "los que parecen que sí van a votar lo mismo que el PP son los miembros de Podemos".

Hernando ha acusado en rueda de presa a Íñigo Errejón de haber acudido al Congreso a "decir mentiras y a colgar documentos mentirosos" en referencia las réplicas que Podemos está dando al acuerdo entre el PSOE y Podemos.
El portavoz socialista ha emplazado a Podemos a reunirse de nuevo "mañana mismo" con los socialistas a pesar de su "irresponsabilidad" de levantarse de la mesa de negociación para intentar llegar a un acuerdo de investidura. Según ha añadido, "la gran esperanza de Mariano Rajoy se llama Pablo Iglesias".
También ha lamentado que la formación morada no tenga "la voluntad" de sumarse al acuerdo de legislatura que han firmado Pedro Sánchez y Albert Rivera
Hernando ha advertido a Podemos de que si vota en contra de Sánchez, al igual que el PP, "eso lo tendrá que explicar Pablo Iglesias a sus votantes".
Las "mentiras" de Podemos

Pese a la invitación a continuar las negociaciones, el portavoz socialista ha sido muy duro contra Podemos y ha denunciado las "mentiras" con las que ha rechazado el acuerdo entre el PSOE y Ciudadanos y que ha querido rebatir.

Así, ha negado que el acuerdo con Ciudadanos abarate el despido, que no contemple la subida del salario mínimo interprofesional o que el complemento salarial tenga como objetivo beneficiar a los empresarios. "Podemos miente y lo sabe", ha subrayado.

Hernando ha recalcado que el acuerdo "aumenta la indemnización por despido en los contratos temporales", que son el 95% de los que se firman en España, y se establecen incentivos para que se conviertan en indefinidos.

Sin embargo, según el acuerdo, los contratos temporales tendrán una indemnización creciente de 12 días el primer año, 16 el segundo y 20 a partir del tercero, cuando sea despido procedente (frente a los 20 días actuales), y de 20 días el primer año, 25 el segundo y 33 a partir del tercero, en los improcedentes (que están en 33 días).

El portavoz socialista ha negado asimismo que el documento "no contemple la subida del SMI", porque "recoge una subida como mínimo de un 1% adicional al 1% que ya se ha subido para recuperar el poder adquisitivo perdido durante el Gobierno del PP".

El documento habla textualmente de "una subida al menos el 1% este año" --lo aprobado por el Gobierno del PP-- y de la creación de un comité de salarios que informe sobre posibles subidas anuales a partir del próximo año.

Finalmente, ha negado que el complemento salarial quiera beneficiar a los empresarios y ha recalcado que esta figura está diseñada dentro de un plan integral de lucha contra la pobreza y, además, es "similar a la que Podemos lleva en su propio programa".

Podemos va a votar "lo mismo" que el PP

Así, ha negado que el acuerdo se haya hecho "pensando" en el partido de Rajoy. "A estas alturas todo el mundo sabe que el acuerdo entre el PSOE y Ciudadanos no está para aliarse al PP, está hecho para sacar al PP del Gobierno", ha defendido, para después recalcar que los que "parece" que sí "van a votar lo mismo" que el PP son los dirigentes de Podemos, que "son los que quieren que el PP y Rajoy siga en el Gobierno".

En su opinión, con este movimiento, el partido morado ha "elegido mantener en la Moncloa a Rajoy" y a sus "políticas injustas y sus recortes de derechos, de libertades, de prestaciones". "Hoy hemos sabido que Podemos vive mejor con el PP", ha dicho

Pero, pese a las agrias críticas, Hernando ha lamentado la decisión de Podemos de "levantarse de la mesa" y ha asegurado que seguirá buscando "un acuerdo para un gobierno de cambio" y, por eso, les seguirá "tendiendo la mano". "Ojalá vuelvan a la senda de la responsabilidad", ha dicho, para después insistir en que tratarán de que Podemos se sume.

Además, ha descartado que vayan a trabajar por que sea el PP el que se abstenga para permitir un gobierno del PSOE y Ciudadanos y ha explicado que el partido de Albert Rivera, que quiere hacerlo desde el principio, sabe que en esto no van a contar con su "ayuda".

Su voluntad de cambio no era "real"

El socialista ha afirmado además que, con la decisión de abandonar ahora las conversaciones, Podemos "demuestra que no tenía voluntad real para hacer un gobierno de cambio". Esto es la confirmación, ha dicho, de las "dudas" que ya tenían sobre la "autenticidad" de su voluntad cuando "tardaron 15 días en sentarse a negociar". "Hace 48 horas se sentaron y hoy pegan un portazo y lo hacen con mentiras", ha remachado.

Ahora, y si se mantiene en sus trece, ha dicho, "tendrá que explicar a sus votantes" por qué el próximo 5 de marzo va a votar no al ingreso mínimo vital, al plan de lucha contra la pobreza, a la paralización de la LOMCE o a la derogación de los artículos recurridos de la 'Ley Mordaza', todos compromisos del PSOE y Ciudadanos.

Por su parte, Hernando ha insistido en que los socialistas van a dejar "la puerta abierta a sumar al acuerdo" a los partidos que quieran hacerlo, porque "los ciudadanos españoles no se merecen que Rajoy y sus políticas que han causado tanto sufrimiento sigan en el Gobierno de España".

Y ha lamentado que a Iglesias esto parezca "importarle muy poco". "Sigue pensando más en sus estrategias, en sus elecciones y en sus sillones que en arreglar los problemas de los ciudadanos", ha dicho.

Hernando ha defendido que nunca ocultó a Podemos su voluntad de hablar con todos los partidos, excepto el PP y los independentistas, e incluso avisó de que se estaban haciendo avances y ha recalcado que también miente cuando dice que el gobierno de izquierdas era posible, porque tampoco sumaba.

Ahora, se ha mostrado convencido de que van a llegar a acuerdos en las próximas horas o días con estos partidos que sí han decidido seguir negociando, tras la firma del acuerdo con Ciudadanos.