Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los parados, protagonistas de la plegaria de Zapatero en Washington

La expectación por el discurso del presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, en el Desayuno Nacional de la Oración era máxima. El jefe del Ejecutivo ha participado como invitado especial en el evento político-religioso, que como cada año da inicio al curso político en Washington. Durante su intervención, Zapatero ha querido proclamar su "compromiso con los hombres y mujeres que padecen la falta de trabajo".
Durante la intervención de Zapatero en el tradicional Desayuno, el presidente ha afirmado que su principal preocupación como gobernante es la creación de empleo porque, según ha dicho, "no hay tarea más apremiante". Así, el presidente ha querido mantener su "compromiso con los hombres y mujeres que padecen la falta de trabajo".
A ese respecto se ha referido el pasaje de la Biblia escogido por Zapatero para la ocasión."No explotaras al jornalero pobre y necesitado. Ya sea uno de tus compatriotas o un de los extranjeros que viven en alguna de las ciudades de tu país. Págale su jornal antes de que se ponga el sol porque está necesitado y su vida depende de su vida", rezaba el capítulo 24 del Deuteronomio leído por el jefe del Ejecutivo español.
Zapatero además ha destacado el espíritu solidario de España al indicar que hay que velar "por la inmigración que viene a nosotros, y por los que pasan miseria y no podemos acoger". Así, el presidente del Gobierno español ha citado el terremoto de Haití y la respuesta de "solidaridad" internacional, un hecho que ha asegurado "nos recuerda que los seres humanos somos vulnerables y fraternos".
El jefe del Ejecutivo español ha defendido además el derecho individual a la "autonomía moral" y a elegir cómo vivir su propia vida, a "cuidar a su entorno familiar" y a "vivir con la persona amada".
Obama pide que se encuentre un "terreno común" en el debate político

Por su parte, el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, ha hecho un llamamiento para encontrar un "terreno común" en el debate político. Obama, quien al comenzar su alocución se ha declarado "complacido de ver a mi querido amigo" Zapatero y ha enviado sus "saludos" a España, ha pedido a los partidos en EEUU que se unan para encontrar un terreno común y mantener un "debate serio y educado" que permita sacar adelante medidas que beneficien a todos los ciudadanos.

"Ningún bando tiene el monopolio de la verdad", ha declarado el presidente, quien ha indicado que cuando las partes insisten en tener razón cada una por su lado, "entonces perdemos de vista a los niños que pasan hambre, a los hombres sin trabajo, a las mujeres que carecen de cobertura sanitaria".

Obama dedicó también en su breve alocución, de unos diez minutos, un recuerdo a Haití, tras el terremoto que asoló ese país el pasado 12 de enero.

Breve reunión con Obama
Antes del desayuno el presidente español y Obama mantuvieron un breve encuentro del que, por el momento, no ha trascendido ningún detalle. Este breve cara a cara ha tenido lugar después de saberse que el presidente de Estados Unidos no viajará a Madrid en mayo para participar en la cumbre UE-EEUU, uno de las principales citas del semestre de la presidencia española de la Unión Europea.
Madrid ha restado importancia a esa ausencia y ha avanzado que espera que el presidente norteamericano visite España este año. Además, se ha garantizado que no afecta para nada a la "extraordinaria" relación bilateral, marcada por la reunión que mantuvieron el pasado mes de octubre Zapatero y Obama en la Casa Blanca.
El Desayuno Nacional de Oración se celebra cada año el primer jueves de febrero convocado por senadores y congresistas y reúne a personalidades del mundo político, diplomático y empresarial. EPF/RSO