Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Un comité parlamentario critica las tácticas de la Policía en el G20 y la falta de experiencia

La policía empuja a un manifestante que participa en una protesta contra la cumbre del G-20 en los alrededores del Banco de Inglaterra, en Londres, Reino Unido, el pasado 2 de abril. EFE/Archivotelecinco.es
Un comité parlamentario británico criticó hoy las tácticas utilizadas por la Policía para vigilar las manifestaciones celebradas en Londres durante la cumbre del G20 y también la falta de experiencia de muchos de los agentes del orden.
En un informe del Comité de Interior de la Cámara de los Comunes, los diputados señalan que las fuerzas del orden deberían reconsiderar la táctica de retener a la gente en un lugar durante largos periodos de tiempo, utilizada en la cumbre del pasado de abril y que causó gran malestar.
En las protestas anticapitalistas organizadas para coincidir con la reunión de países desarrollados y emergentes (G20) del pasado 2 de abril, los manifestantes se quejaron de que fueron obligados a quedarse donde estaban sin poder salir de allí para volver a sus casas o acudir a sus puestos de trabajo.
Según los parlamentarios, esta medida no siempre puede estar justificada y no es aceptable la prohibición de movimiento.
Esta táctica hace que la gente deje de tener confianza en la Policía, indica el documento sobre las protestas que congregaron a unas 35.000 personas en la City de Londres (centro financiero).
Durante la manifestación, el británico Ian Tomlinson, vendedor de periódicos, falleció después de que fuera empujado por la Policía, hecho actualmente investigado por la Comisión de Quejas a la Policía (PCC, siglas en inglés), encargada de averiguar algunos incidentes en los que están implicados agentes.
"Sobre todo, la Policía tiene que recordar constantemente que quienes protestan en las calles del Reino Unido no son criminales sino ciudadanos motivados por principios morales, que ejercen sus derechos democráticos", resalta el texto.
"La doctrina de la Policía debe centrarse en permitir que estas protestas puedan llevarse a cabo de manera pacífica", agrega.
Los diputados también criticaron el despliegue de agentes de Policía que no habían recibido el entrenamiento adecuado para controlar protestas de esta magnitud.
Muchos de los agentes entrenan para eventos como el G20 sólo dos días al año, si bien los más especializados lo hacen una vez al mes.
"Nunca más agentes sin entrenamiento deben ser colocados en la primera línea de las manifestaciones", resalta el documento.