Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los periodistas lucirán un brazalete de color butano para evitar daños en las cargas policiales

Los periodistas que cubran en Cataluña manifestaciones llevarán un brazalete de color butano para identificarse y evitar volver a ser víctimas de cargas policiales, como ocurrió en las protestas de los anti-Bolonia, han acordado hoy el Departamento de Interior y el Colegio de Periodistas. EFE/Archivotelecinco.es
Los periodistas que cubran en Cataluña manifestaciones llevarán un brazalete de color butano para identificarse y evitar volver a ser víctimas de cargas policiales, como ocurrió en las protestas de los anti-Bolonia, han acordado hoy el Departamento de Interior y el Colegio de Periodistas.
El conseller de Interior, Joan Saura, y el decano del Colegio de Periodistas de Cataluña, Josep Carles Rius, han firmado hoy en el Parlament este protocolo, acordado después de los incidentes en las manifestaciones anti-Bolonia del pasado 18 de marzo, cuando las cargas policiales lesionaron a 33 profesionales de la información, de los que doce han llevado su caso a los tribunales.
El protocolo, en el que se venía trabajando ya antes de estos incidentes, comportará la unificación de la identificación de los periodistas, que podrán llevar un brazalete de color butano, numerado, con la inscripción "Premsa-Press" y un espacio para que inserten su carné profesional.
El brazalete, que se empezará a repartir dentro de un mes y se tendrá que renovar al cabo de dos años, se distribuirá a todos los periodistas que se acrediten como tal en un registro del Colegio de Periodistas, que se creará con el objetivo de evitar el intrusismo.
Además, los informadores también podrán disponer de un peto, también de color butano, aunque en este caso no se insertará ningún espacio para incluir los datos del periodista.
El brazalete y el peto también servirán a los informadores para poder trabajar cuando haya grandes despliegues, como en caso de grandes tragedias o cumbres relevantes, según ha precisado Rius durante el acto de firma del protocolo.
No obstante, estos elementos acreditativos no autorizarán la presencia de los periodistas en las zonas que tengan declarado el acceso restringido temporalmente, según el protocolo.
El conseller Saura ha destacado que este acuerdo era necesario para poder conciliar las necesidades de los periodistas y de los policías, que desarrollan a su entender una función básica para la democracia, al garantizar respectivamente el derecho a la información y la libertad de las personas.
El convenio establece además que el Departamento de Interior reforzará la formación específica sobre el derecho a la información en los cursos que se imparten a miembros de la policía en el Instituto de Seguridad Pública.