Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Más de 2.500 personas se manifiestan frente el Parlamento balear en protesta por el modelo educativo

Más de 2.500 personas se han concentrado este lunes desde las 11.00 horas frente al Parlamento balear, luciendo camisetas verdes, con razón de la huelga indefinida en la Educación, que comenzó este lunes.
Las consignas más pronunciadas por los congregados han sido las de 'Dimisión' y 'Mentirosos', en referencia a los dirigentes del PP que han implantado el nuevo modelo educativo, con el decreto del Tratamiento Integrado de Lenguas (TIL) y la apretura de un expediente disciplinario a diversos directores de instituto de Menorca, las principales causas de la protesta.
Así, los manifestantes se han repartido a ambos lados de la sede del Parlamento balear, dado que se les ha prohibido apostarse justo delante de la puerta, y con gritos, silbidos, palmas y hasta la interpretación por parte de una tuba y una trompeta de la banda sonora de 'El Padrino', han protestado, también, por un Govern que toma decisiones "sin consultar a la gente que se supone que entiende de Educación", según ha señalado uno de los manifestantes a Europa Press.
No obstante, la protesta no sólo se cierne a la aplicación del TIL o la penalización de los directores, sino que otra de las manifestantes ha criticado en declaraciones a Europa Press que las ayudas y becas "no llegan" y ha explicado que conoce diversos casos de colegios en los que estudian niños enfermos, discapacitados o con problemas a los que no llegan los técnicos auxiliares o los psicólogos necesarios para prestarles ayuda.
Por su parte, uno de los portavoces de la Asamblea de Docentes, Iñaki Aicart, ha señalado al inicio de la protesta que esperaba que fuera "masiva", si bien a lo largo de la mañana ha pronunciado diversos discursos alentadores en los que pedía libertad para manifestarse y respeto al derecho a la libertad de expresión y ha indicado que en algunas partes de Cataluña y la Comunidad Valenciana, se han producido protestas de apoyo a la de Baleares.
Además, ha expresado que la iniciativa continuará y -mientras la gente coreaba al unísono 'No tengo miedo'- que intentarán "convencer" al resto de docentes de que se unan a la protesta. Por el momento, el viernes hay convocada otra protesta delante de la Consejería de Educación y Aicart ha pedido que el jueves, la tradicional Nit de l'Art sea una noche "verde".
SINDICALISTAS CRITICAN QUE LES HAN ECHADO DEL PLENO
Hacia el final de la Sesión Plenaria, los secretarios generales del sindicato STEI y la Federación de Enseñanza de CCOO (FECCOO), Biel Caldentey y Toni Baos, han salido del Parlamento balear alegando que les habían echado por levantarse y protestar.
Los sindicalistas han criticado que la consejera de Educación, Cultura y Universidades, Joana Maria Camps, haya reiterado la voluntad de negociación y haya dicho que quienes no tienen esa voluntad sean los sindicalistas, por haberse levantado de la Mesa Sectorial el pasado 12 de septiembre, mientras que estos aseguran que lo hicieron precisamente porque la Consejería no aportaba soluciones a las diferencias.
También uno de los miembros de la Asamblea de Docentes, Guillem Barceló, ha criticado que se le ha echado del pleno. Según ha explicado, primero ha mostrado un papel al diputado Antoni Camps (PP) con su identidad, al que ha calificado de "fascista", y le ha desafiado a que apuntara sus datos. Más tarde, ha pedido la dimisión de la consejera y ha sido en ese momento en el que la han pedido "amablemente" que se marchara, según ha añadido.
Por su parte, la secretaria general del PSIB, Francina Armengol, ha manifestado que la actitud del PP ha sido "provocadora". De igual manera, cree que el Gobierno balear "está jugando" con el descuento salarial que se aplica a los docentes que se unen a la huelga, dada la situación económica.