Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los policías acusan a Interior de permitir el chantaje de ETA y creen que sienta un precedente

Los dos principales sindicatos de la Policía, el SUP y la CEP, se han manifestado este viernes en contra de la decisión de Interior de conceder el tercer grado penitenciario al preso de ETA, Josu Uribetxebarria. Admiten que está recogido en la ley, pero matizan que no era obligatoria esta decisión que no ven ética y que creen que sentará un precedente para otros presos de la organización criminal.
"Nos parece una mala decisión porque, aunque lo permita la ley, no lo obliga tampoco. Alguien que no ha tenido piedad con sus víctimas no merecía el trato que se le va dar desde Instituciones Penitenciarias. Es ceder al chantaje de los etarras que están volviendo a las andadas", ha dicho en declaraciones a Europa Press el secretario de comunicación del SUP, José María Benito.
A su juicio, "va a cundir esto de la huelga de hambre para conseguir otras cosas como este tercer grado". "Es un mal día par las víctimas y la gente de bien que esperaba otra cosa", ha zanjado.
"Estamos indignados por que estos individuos (etarras) usen estas pequeñas rendijas que tiene la Ley y que se aprovechen de ellas", ha opinado el portavoz de la CEP, Antonio Labrado, quien ha admitido que la decisión está sujeta a la Ley, pero "no es ética".
"Este que ahora pide dignidad y compasión es el mismo que no tuvo compasión con Ortega Lara, es una hipocresía. Judicialmente le corresponde, pero éticamente no debería", ha concluido.