Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

15 policías locales de Terrassa denuncian a la CUP por injurias y calumnias en un pleno

Un grupo de 15 agentes de la Policía Local de Terrassa ha denunciado a la concejal de la CUP, Maria Sirvent, por un delito de injurias y calumnias tras unas declaraciones hechas durante un pleno de julio de 2015 en el que les achacaban "abusos policiales".
Según la querella, a la que ha tenido acceso Europa Press, la concejal se refirió a "ciertas actitudes agresivas y violentas de la policial", por lo que los agentes creen que se les atribuye mala praxis profesional y actuaciones contrarias a su ordenamiento jurídico.
"No corresponde en absoluto con la realidad y han sido realizadas con el único elemento finalístico de socavar, desacreditar y desprestigiar el honor" de los agentes, consideran sobre las declaraciones de la concejal.
La CUP ha explicado este viernes en un comunicado que Sirvent recibió la notificación a principios de diciembre y ha sido citada a declarar el 22 de enero en los Juzgados de Terrassa.
La denuncia es de 15 agentes y "en ningún caso viene avalada ni relacionada con el conjunto de la Policía Local de Terrassa", ha precisado la CUP, que ha asegurado que algunos de ellos están vinculados al Grupo de Intervención Especial (GIE), del que la CUP pidió la disolución en el plenario de julio.
Por ello, la CUP ha enmarcado la denuncia a la campaña por la disolución del GIE, un compromiso electoral por el que "un núcleo de agentes locales empezaron a maniobrar en contra de la CUP".
La formación ha pronosticado que la acusación no tendrá éxito "dado que las intervenciones de la concejal Sirvent en general son educadas y respetuosas", y ha calificado esta denuncia de fantasma.
Aprovechando este hecho, varios colectivos y movimientos sociales desarrollarán un campaña durante el mes de enero, con el apoyo de la CUP, cuestionando el modelo policial actual de Terrassa.