Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

“La política es una actividad muy noble y no somos peores que otras profesiones”

Después de que la mayoría de los partidos de la oposición hayan hecho una batalla sin tregua sobre el tema de la corrupción en un pleno que no tenía previsto abordar este asunto, el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha empezado su respuesta a los distintos grupos hablando del Consejo Europeo. En su segunda intervención, el jefe del Ejecutivo ha pedido un acuerdo parlamentario, ha atacado al PSOE por sus casos de corrupción y ha insistido en que “la política es una actividad muy noble, incluso con sus errores y equivocaciones”. Rajoy insiste en que España no parezca "un país sumido en la corrupción".

Rajoy ha dedicado escasos cinco minutos a hablar de corrupción en su turno de respuesta a los grupos parlamentarios que, en su mayoría, han aprovechado su comparecencia sobre el último Consejo Europeo para pedirle explicaciones sobre la macrooperación Púnica.
Rajoy le ha señalado a Pedro Sánchez que de todas las personas del PP salpicadas por este caso “ninguna está ya en nuestro partido”. “Le ha dicho usted ya a los expresidentes –en referencia a Manuel Chaves y José Antonio Griñán- que se vayan y en el caso de los ERE, no le deja Susana Díaz que tome medidas o no las quiere tomar”, ha espetado el presidente.
“No voy a ir al y tú más”, ha dicho el presidente del Gobierno antes de nombrarle al alcalde de Parla y al de Cartagena, ambos socialistas imputados en la operación Púnica.
“Hemos cometido errores y vamos a trabajar para que no vuelvan a ocurrir, ha dicho el jefe del Ejecutivo, que va a pedir que se debatan ya en el Congreso las propuestas legislativas en materia de corrupción.
Rajoy ha pedido que “no demos la imagen de país sumido en la corrupción porque no es verdad. La política es una actividad muy noble, incluso con errores y equivocaciones y desde luego no somos peores que otras profesiones”.