Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los políticos ignoran el órdago de la Iglesia

El portavoz de CiU, Josep Antoni Duran i Lleida, en el Informativo Matinal. Vídeo: Informativos Telecinco.telecinco.es
El órdago lanzado por la Conferencia Episcopal a los políticos parece haber caído en saco roto. Ni los partidos más afines a la Iglesia han aceptado la advertencia dirigida a los que tienen previsto apoyar la polémica reforma de la ley del aborto. Diputados católicos del PP, como Jorge Fernández, han asegurado que "lo hubieran dicho de otra manera", miembros del PNV han calificado el aviso de "intromisión impropia" y el portavoz de CiU ha comentado que las palabras "no tendrán efecto ninguno". El Gobierno, por su parte, insiste en que la Iglesia en "mucho más" que las declaraciones del secretario de los prelados.
El miércoles, la Conferencia Episcopal advirtió a los políticos que fueran a votar a favor de la ley del aborto de que no podrán comulgar si acuden a misa, además de tener la condición de "pecadores públicos".
Por lo menos así se manifestó el secretario de la Iglesia, Juan Antonio Martínez Camino, que precisó que apoyar el aborto es "una herejía", aunque esto no quiere decir que los políticos queden excomulgados, ya que "la excomunión está prevista en el Código de Derecho Canónico para quienes son cooperadores directos de un aborto realizado".
Para el prelado, nadie puede privar de la vida a un ser humano inocente: "Es un principio que no admite excepciones y que está basado en la dignidad inviolable de todo ser humano". En cuanto al papel del Estado, Camino dijo que éste debe proteger siempre el derecho a la vida y no puede ponerse por "encima del ser humano".
Respuestas contrarias
La ministra de Sanidad y Política Social, Trinidad Jiménez, afirmó que la Iglesia Católica es "mucho más" de lo que, a su juicio, representa el secretario general de la Conferencia Episcopal Española, el obispo auxiliar de Madrid, Juan Antonio Martínez Camino.

La ministra de Igualdad, Bibiana Aído, rehusó responder a las palabras del secretario general de la Conferencia Episcopal, el obispo auxiliar de Madrid, Juan Antonio Martínez Camino. "No contesto a Martínez Camino", zanjó.

Por su parte, tanto PNV como CiU han expresado su disconformidad con las palabras de la Iglesia. Según el portavoz del PNV en la Comisión de Justicia del Congreso, Emilio Olabarría, se trata de una "intromisión impropia" de las funciones de la Jerarquía Eclesiástica.

El portavoz de CiU, Josep Antoni Duran i Lleida, ha asegurado en el Informativo Matinal que, aunque "la Iglesia tiene todo el derecho a hablar", no cree que "ese tipo de declaración" vaya a tener "efecto alguno sobre los diputados". "No creo que sirva para nada, pero no entro en esas cuestiones", ha comentado Duran.

IM / EPF