Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La presidenta de la Abogacía no descarta una moratoria en Lexnet y dice ponerse "manos a la obra" en un pacto de Estado

La nueva presidenta del Consejo General de la Abogacía, Victoria Ortega, no descarta una moratoria en la implantación de Lexnet debido a las "carencias" y a la "inseguridad" del sistema telemático de la Administración de Justicia. Además, se ha comprometido a ponerse "manos a la obra" para liderar el pacto de Estado que mejore la financiación para un "verdadero Estado social y democrático de derecho".
En una entrevista en 'Abogados', la revista del Consejo General de la Abogacía, Victoria Ortega reconoce que Lexnet es un "avance" a pesar de problemas como el de "interoperabilidad" entre los diferentes sistemas de la administración central y las comunidades autónomas. "Lo importante es garantizar la seguridad jurídica y la tutela judicial efectiva", ha asegurado.
En este sentido, ha señalado que su solución para Lexnet pasa por crear "comisiones de seguimiento en todos los partidos judiciales con participación de todos los operadores jurídicos implicados". No obstante, insiste en que "no pierde la ilusión" para llevar "a buen puerto" la aplicación.
Ortega, la primera mujer al frente del Consejo General de la Abogacía, defiende como retos de su mandato afrontar cambios legislativos que afectan directamente a la abogacía y a los ciudadanos, citando la justicia gratuita, la Ley de Servicios y Colegios Profesionales o el anteproyecto de la Ley Orgánica del Derecho de Defensa.
"No queremos privilegios, pero tampoco tutelas ni órdenes ni leyes hechas desde el desconocimiento de la realidad y sin participación de los que saben", defiende al tiempo que reclama "una mayor autoexigencia ética" desde la abogacía.
Finalmente, anuncia que seguirán luchando desde el Consejo para "presionar" en contra de las tasas judiciales y de otras mejoras para el sector. "El número excesivo de abogados no es el problema mientras exista una formación adecuada", sostiene.