Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La presidenta del Parlamento catalán cree que lo mejor es no reprobar a Peces-Barba y optar por "el silencio"

Algunos diputados le pidieron no suprimir la extra de navidad porque se la habían "gastado"
La presidenta del Parlament, Nuria de Gispert, considera que lo mejor sería no reprobar a Gregorio Peces-Barba en la Cámara por sus polémicos comentarios sobre Cataluña y los bombardeos a Barcelona.
"Creo que no tenemos que reprobarlo. El silencio es lo mejor. El Parlament es muy diverso. Dudo que en un caso como este haya unanimidad", ha sentenciado en declaraciones a Rac1 recogidas por Europa Press.
Sobre las elecciones generales de noviembre, ha asegurado que la experiencia le dice que Cataluña "sale ganando" si en el Congreso de los Diputados no hay mayorías absolutas ni socialistas ni populares.
AUSTERIDAD PARLAMENTARIA
La presidenta ha defendido la austeridad presupuestaria que ha impuesto en el Parlament en 2011, y ha recalcado que es "muy duro" para los grupos haber visto reducida la asignación que reciben en función de la representación que tienen.
"Estamos en un momento crítico, de gravedad extrema. La gente tiene que ver que el Parlament está su lado", ha justificado.
De Gispert ha revelado que algunos diputados le dijeron que si decidía eliminar la paga extra de Navidad --como sí ha hecho el Govern-- fuera la de 2012, ya que la de este año ya se la habían "gastado".
Ha defendido la honestidad de los parlamentarios asegurando que no están agarrados a la "silla" y recordando que algunos, funcionarios de carrera, cobrarían más si regresaran a sus plazas en la administración pública.
La presidenta anunció este mes de octubre un nuevo recorte presupuestario en la Cámara, que en el caso de los diputados supondrá que en 2012 pasen a recibir 13 en lugar de las 14 pagas que tienen anualmente.