Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El presidente de la Audiencia Nacional reconoce la lentitud y dice que se abrirá juicio en 2015

El presidente de la Audiencia Nacional, José Ramón Navarro, ha asegurado esta noche que cree "sin ninguna duda" que el caso Gürtel será juzgado durante 2015 tras casi 200 comisiones rogatorias que dan prueba de que se trata de una investigación que "lleva mucho tiempo" por su "complejidad".
En una entrevista a la Cadena Cope recogida por Europa Press, Navarro ha especificado que ya existen piezas acabadas sobre esta trama de corrupción y ha reconocido que la investigación, iniciada en 2009 y en la que está imputado, entre otros, el extesorero del PP Luis Bárcenas, ha sido "lenta" por la falta de medios.
En concreto, se ha quejado de que la Audiencia Nacional no cuente con peritos en materia contable asignados de forma permanente y que ayuden a los jueces en la investigación, a pesar de ser algo que viene reclamando la sala de gobierno de este organismo.
También ha reconocido que existen paraísos fiscales que directamente "no quieren colaborar" con la justicia, ralentizando el proceso, o que la ley de enjuiciamiento criminal sea del siglo XIX. "Cuando se publicó dicha ley", ha dicho a modo de ejemplo, "los periodistas trabajaban con palomas mensajeras".
José Ramón Navarro ha hablado de la "situación conocida" del juez instructor del caso Gürtel, Pablo Ruz, que termina su comisión de servicios a finales del presente año. No obstante, el presidente de la Audiencia Nacional ha recordado que su plaza volvería a salir a concurso, y ha apuntado a que sea el propio Ruz el que continúe al frente.
CONTROLES Y TRANSPARENCIA
El presidente de la Audiencia Nacional ha dicho que entiende la preocupación de la sociedad por la "lacra" de la corrupción y ha avisado de que los jueces son "parte" de la solución, aunque el "mejor antídoto es la transparencia y mayores controles públicos".
Sobre el cambio de ministros de Justicia, Navarro ha explicado que, en su opinión, fue una "suerte" contar con Alberto Ruiz-Gallardón porque se "implicó" en la renovación de la sede y el funcionamiento de la Audiencia, donde ha dicho que desaparecerá el papel próximamente y todo pasará a ser tramitado vía informática.
Al nuevo titular de Justicia, Rafael Catalá, le ha pedido que continúe trabajando en este línea. "Lo necesita la sociedad", ha apostillado.