Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El presidente de la Audiencia reclama la creación de una nueva sección para asumir el "aluvión" de macrocausas

Los magistrados de la Audiencia abordarán en un 'plenillo' el reparto de los juicios de los ERE
El presidente de la Audiencia Provincial de Sevilla, Damián Álvarez, ha vuelto a reclamar este jueves la creación de una nueva sección de lo Penal en la Audiencia a fin de hacer frente al "aluvión" de 'macrocausas' que irán llegando para su enjuiciamiento, como la pieza del procedimiento específico por el que se concedieron las ayudas investigadas en el caso de los ERE fraudulentos.
En rueda de prensa para presentar la memoria correspondiente al pasado año 2015, Damián Álvarez ha aseverado que "lleva años pidiendo" la creación de una novena sección en la Audiencia dedicada a asuntos penales, y una de las razones para su creación es precisamente "para absorber ese aluvión de 'macrocausas'". "Dada la cantidad, calidad, complejidad y extensión de los asuntos que están por venir, creo que es necesaria su creación", ha subrayado.
"No se trata solamente de que entren más asuntos, sino de la calidad" de los mismos, ya que "no estamos hablando de una sustracción en un supermercado, sino de una cosa que va a durar un montón de tiempo y que va a requerir el esfuerzo de unos magistrados casi en exclusiva" y unas instalaciones "dignas, suficientes y adecuadas".
Damián Álvarez, que también ha propuesto la creación de una plaza de magistrado en el orden Civil, no ha descartado que el juicio por alguna de estas 'macrocausas', como por ejemplo la pieza 'política' de los ERE, se pudiera celebrar fuera de la propia Audiencia Provincial. "Sería cuestión de hablarlo con la Sala de Gobierno del TSJA y con la Consejería de Justicia e Interior, aunque lo ideal y deseable es que se pueda celebrar aquí", ha subrayado.
SIN PREVISIÓN PARA SU CREACIÓN
"Si no tienes espacio, medios ni infraestructuras adecuadas te tienes que ir donde sea", ha apostillado el presidente de la Audiencia Provincial, que ha señalado que no hay una previsión concreta para que se pueda crear esta nueva sección de lo Penal, propuesta que por cierto no ha sido recogida en su memoria por el presidente del TSJA, Lorenzo del Río.
Y es que, según ha añadido, "el problema está en que hay creación de plazas de magistrados pero no de órganos en sí", punto en el que ha puesto de manifiesto que los propios magistrados de la Audiencia le comentan "que no deje" de reclamar esta nueva sección. "Yo insisto, pero no está en mi mano, y no es un problema sólo de Sevilla o de Andalucía, sino de toda España", ha afirmado.
El presidente de la Audiencia Provincial, que se ha incluido "en el grupo de los escépticos" respecto a la construcción de la Ciudad de la Justicia, ha insistido en lo necesario de la creación de esta nueva sección señalando que, "o ponemos sentencias como si fueran churros, a lo que yo me opongo, o no sé como vamos a poder sacar adelante esta cantidad enorme de papel que nos está inundando".
REPARTO DE LOS ASUNTOS DE ESPECIAL COMPLEJIDAD
Al hilo de ello, Damián Álvarez ha informado de que, entre finales de mayo y mediados de junio, los magistrados del orden Penal de la Audiencia se reunirán en 'plenillo' a fin de analizar la forma en que se repartirán para su enjuiciamiento los asuntos de especial complejidad, como los ERE, y tratar de "buscar una fórmula consensuada en virtud de la cual, cuando uno de estos asuntos entre en una sección, no vuelva a entrar hasta que no pasen asuntos similares por las demás secciones".
"Vamos a buscar una solución, que habrá que plantear a la Sala de Gobierno del TSJA y a la Comisión Mixta con la Consejería de Justicia", ha subrayado Álvarez, que ha querido dejar claro que el objetivo "es hacer una previsión de futuro para que no te coja el toro" y ha bromeado señalando que, en esta reunión, espera "que no haya sangre y que no haya nadie que salga perjudicado".
En la rueda de prensa, el presidente de la Audiencia ha dado a conocer los datos de la memoria de 2015 y ha destacado que el pasado año se volvió a batir el "récord" en el número de asuntos ingresados, con un total de 11.110 --3.698 civiles y 7.412 penales--, lo que supone 64 más que en 2014.
"Todos los años vamos subiendo un peldaño más en el número de asuntos ingresados, en 2011 entraron 9.881 asuntos, en 2014 fueron 11.046 y ahora 11.110", ha ejemplificado Damián Álvarez, que ha añadido que, en 2015, se resolvieron además 11.341 asuntos --428 más que en 2014, un 3,77 por ciento más--, mientras que a finales de 2015 quedaron pendientes de resolver 3.259 asuntos --172 menos que en 2014, un 5,27 por ciento menos--.
EL PROBLEMA DE SANLÚCAR LA MAYOR
El presidente de la Audiencia también ha analizado el estado de los juzgados de la provincia, donde los problemas se concentran principalmente en Utrera, Sanlúcar la Mayor --"donde está todo el boom inmobiliario del Aljarafe"--, Alcalá de Guadaíra y Lora del Río, partidos judiciales que "están necesitados de nuevos juzgados porque los existentes no dan a basto para sacar la bolsa de trabajo que tienen pendiente de años anteriores".
A su juicio, "el problema es de inversión y de apoyo presupuestario, y eso depende del Ministerio de Justicia, de la Junta y del CGPJ", punto en el que se ha referido, en concreto, al caso de los juzgados de Sanlúcar, que "en proporción tiene más asuntos que Madrid, rebasando el tope máximo de la horquilla de asuntos de los juzgados mixtos en un 139 por ciento".
Además, hacen falta más funcionarios, pues "las plantillas son de hace 30 o 40 años, no están adaptadas a los tiempos actuales". "O se cubren rápidamente las bajas y las plantillas se adecúan a los tiempos actuales y la carga de trabajo real, o estos juzgados están condenados a no levantar cabeza nunca", ha dicho.
Para finalizar, además, ha vuelto a insistir en la necesidad de establecer en los juzgados del Prado de San Sebastián una zona o recinto de seguridad "con restricción en cuanto a su acceso" que pueda evitar "los escraches y espectáculos bochornosos que en ocasiones hemos tenido ocasión de contemplar".