Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El presidente de Ceuta se propone "hacer más y mejor con menos dinero" en el inicio del curso político

El presidente del Gobierno de Ceuta, Juan Vivas (PP), ha expuesto este martes "las prioridades" de su Ejecutivo para los próximos doce meses, un curso político en el que con el propósito general de "hacer más y mejor con menos dinero" se ha impuesto el deber de desarrollar "una veintena" de objetivos repartidos alrededor de "siete grandes ejes".
El Gobierno local mantiene como "primer y más importante" deber el de "garantizar la estabilidad presupuestaria y la sostenibilidad financiera" de la institución, "una exigencia legal y una obligación ineludible para seguir ofreciendo con normalidad los servicios públicos y cumplir con nuestras obligaciones de pago".
Para conseguirlo, Vivas se ha comprometido a hacer un balance público mensual del estado de las arcas municipales, el volumen de facturas sin pagar (la tramitación de los abonos a proveedores se intentará "agilizar") y el nivel de ejecución presupuestaria. Las cuentas del año próximo, que comenzarán a elaborarse en septiembre, deberán estar terminadas "en noviembre" y además se acometerá una evaluación económica "exhaustiva" del coste que para la Administración local tiene cada servicio que presta "con el fin de saber lo que cuesta y si se cumplen o no los objetivos marcados con cada uno".
"En septiembre" se ha comprometido el presidente a tener lista la reforma del sector público periférico con la voluntad de "no recortar empleo estructural" en las empresas municipales, pero sí "redefinir objetos sociales y cometidos, respetar los imperativos legales, reducir costes de funcionamiento y estructuras y aprovechar las economías de escala".
Promocionar el desarrollo económico y el empleo es otro objetivo "primordial" que se encauzará a través de la Mesa por la Economía con el horizonte de "potenciar la demanda del país vecino, abaratar el transporte marítimo, actualizar nuestros incentivos fiscales, modernizar nuestra imposición y apoyar el desarrollo de proyectos estratégicos", según ha resumido.
OFICINA ESTADÍSTICA PROPIA
La Ciudad impulsará, además, la creación de una oficina estadística propia "sin incremento de gasto" para conocer de primera mano la evolución de los principales indicadores económicos, laborales, sociales y demográficos.
En el ámbito de las políticas activas de empleo, Vivas ha explicado que la Ciudad dispone de 5 millones de euros que se usarán con el paro juvenil como objetivo prioritario y una nueva política de contratación: menos horas y menos sueldo "para que el número de beneficiarios sea el máximo posible, tanto sin cualificación como con formación académica o profesional".
El presidente ha asegurado que es su objetivo "mantener el esfuerzo presupuestario en cohesión social" de años anteriores pese a que la población a atender "ha crecido en 7.000 personas, hasta 85.000, en pocos años" y la coyuntura económica más difícil. "Intentaremos optimizar recursos y elaborar un Catálogo de Prestaciones Sociales y una base única de datos sociales para mejorar la coordinación entre las distintas áreas", ha anunciado.
En el ámbito deportivo, la crisis hará que "cada subvención se evalúe en términos de coste y beneficio en forma de rentabilidad social". "El deporte debe ser un servicio público, en estos tiempos no cabe otra cosa", ha dejado claro tras explicar que el Gobierno también quiere mejorar el nivel de mantenimiento de las instalaciones disponibles.
En el plano educativo y patrimonial, Vivas espera ver durante los próximos meses "el fruto de años de esfuerzo" en forma de nuevo campus, nueva Biblioteca Pública, Pinacoteca en el baluarte de San Ignacio, rehabilitación de la Puerta Califal y apertura de la Iglesia de San Francisco y la Estación de Ferrocarril.
Para terminar, el Ejecutivo se ha comprometido a ser "leal y responsable" en sus peticiones al Estado, de cuyo trato está "plenamente satisfecho" hasta ahora, pero también a serlo con los ceutíes. A tal efecto, Vivas ha asegurado que cada conversación con el Gobierno de Rajoy tendrá luz y taquígrafos "para que se sepa claramente lo que se reclama y lo que se nos contesta". Ante la Delegación, "mantener la más estrecha colaboración" es el objetivo. De puertas para adentro, se trabajará en un Reglamento del Gobierno y la Ciudad y se retocará, de acuerdo con la oposición, el de la Asamblea.