Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El presidente de Honduras es detenido por militares y llevado a la base aérea

El presidente hondureño, Manuel Zelaya (d), y la canciller Patricia Rodas (i) aplauden ayer durante la recepción a los observadores internacionales invitados por el Gobierno en la Casa Presidencial en Tegucigalpa (Honduras). EFEtelecinco.es
El presidente de Honduras, Manuel Zelaya, fue detenido hoy por los militares y llevado a una base aérea, informó su secretario privado, Eduardo Enrique Reina.
Reina dijo en declaraciones a medios locales que "con mucha preocupación la Guardia de Honor nos ha informado de que el presidente fue sustraído por los militares y llevado a la Fuerza Aérea".
Agregó que "el hecho ya ha sido denunciado a la comunidad internacional" e hizo un llamamiento al pueblo hondureño y a los políticos a que se "manifiesten para defender la democracia".
Zelaya fue detenido por los militares entre las 05.00 y 06.00 horas locales (11.00 y 12.00 GMT).
Su detención se ha producido unas dos horas antes de que se iniciara la "consulta popular" a la que Zelaya convocó para reformar la Constitución pese a haber sido declarada ilegal por organismos como el Parlamento y la Corte Suprema de Justicia.
La programación de las emisoras de radio fue interrumpida alrededor de las 7.00, hora local (13.00 GMT) y tienen sintonizada música popular hondureña.
La negativa de las Fuerzas Armadas a colaborar con el presidente en la consulta mantiene al país en una situación de crisis política desde hace días.
Zelaya destituyó el miércoles al jefe del Estado Mayor Conjunto de las Fuerzas Armadas, Romeo Vásquez.
El presidente dijo dos días después que Vásquez seguía en el mando y él sólo había llegado a anunciar la destitución pero no la había llegado a ejecutar.