Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El presidente de Metroscopia afirma que tras las elecciones Zapatero tiene más problemas que Rajoy

El presidente de Metroscopia, José Juan Toharia, ha señalado hoy que tras las elecciones en Galicia y el País Vasco se puede concluir que "tiene mucho más problemas Zapatero que Rajoy" ya que los resultados electorales han apaciguado el conflicto interno del PP y al menos, un tiempo, lo han desactivado.
Así lo ha manifestado Toharia, en un desayuno informativo organizado por Nueva Economía Fórum, en el que también ha participado el presidente de Inspire Consultores, José Ignacio Wert, y donde se han extrapolado los resultados de los comicios gallegos y vascos al ámbito de la política nacional.
A juicio de Toharia, los resultados electorales han sido "como un bálsamo" para el PP y si el problema de los populares era interno el problema del PSOE es externo.
Este experto en sondeos ha considerado que ahora le toca al PSOE decidir: "qué hace con los aliados que tiene o con los que no tiene y con quién puede pactar".
En definitiva, tras los comicios y según Toharia, una de las consecuencias es que "el que estaba en peor situación relativa ya no lo está tanto y el que estaba mejor tiene una situación más incómoda".
Según este sociólogo, "ahora se verá la capacidad de cintura política de cada cuál", si bien ha precisado que lo tiene más fácil Rajoy que ha salido "reforzado" y los movimientos internos que había en el PP han quedado "desactivados momentáneamente".
Por su parte, el presidente de Inspire Consultores, José Ignacio Wert, ha señalado que, en su opinión, a Zapatero lo que se le plantean son "problemas de más difícil solución", especialmente la gestión de la crisis.
A juicio de Wert, tanto Zapatero como Rajoy se enfrentan, en el País Vasco, a la necesidad de articular un encaje de bolillos "extraordinariamente complicado" mientras que en Galicia "el único problema que tiene Rajoy es hacer un hueco en la agenda el día que, con gaiteros o sin gaiteros, Núñez Feijóo tome posesión de la Presidencia de la Xunta".
No obstante, Wert ha comentado que estas elecciones tienen una enseñanza muy importante, como es que en un "entorno tan desfavorable" el PP ha acreditado "fortaleza electoral" y "capacidad de compactar al electorado", la misma que ha acreditado en la legislatura anterior y que "las encuestas reiteradamente encuentran dificultades de determinar".
Además, ambos expertos han coincidido en que ambos procesos electorales han reflejado una "contracción" del espacio electoral nacionalista, con más claridad en Galicia que en el País Vasco.
Wert ha destacado que en los comicios vascos se ha producido una "desmovilización selectiva en el espacio nacionalista institucional, es decir en el marco del apoyo electoral al PNV".
Asimismo, se ha reducido en un tercio el apoyo explícito en las urnas al independentismo violento.
En relación a Galicia, Toharia ha subrayado que el PSdeG ha pagado sus "amistades peligrosas" y el precio de haber pactado con un aliado "semileal o desleal" al sistema institucional, en referencia al BNG.
En este sentido también ha coincidido Wert, quien ha insistido en el "efecto letal de las malas compañías".
A juicio de Wert, el BNG no ha logrado ser visualizado como el PNV en el País Vasco o CiU en Cataluña y ha decepcionado las expectativas depositadas en él.