Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El presidente del PP de Pontevedra pide aplazar su declaración judicial en la operación Patos

El ex presidente de la Diputación de Pontevedra y presidente del PP provincial, Rafael Louzán, investigado en la Operación Patos por supuestas irregularidades en adjudicaciones de obras, ha pedido este miércoles aplazar su comparecencia ante la jueza, a la espera de que se resuelvan las solicitudes de varios letrados de nulidad de las escuchas telefónicas incluidas en la causa.
Así lo ha trasladado a la titular del Juzgado de Instrucción número 7 de Vigo este miércoles, cuando estaba citado para responder acerca de obras en varios municipios de la provincia y por la supuesta recepción de regalos por parte de la empresa Eiriña.
Louzán llegó a las 8.45 horas a los juzgados, acompañado por Luis Serantes, el que era su jefe de gabinete y que también había sido citado para este miércoles en calidad de investigado. Serantes también ha pedido aplazar su comparecencia por esa solicitud de nulidad.
En declaraciones a los medios a la salida del juzgado, Louzán ha explicado que "lo que toca es esperar" a que la jueza resuelva sobre esa petición de los abogados (que alegan la inexistencia del auto para autorizar el 'pinchazo' del teléfono de Alonso Pais, gerente de Eiriña)y que, entonces, estará a disposición del juzgado y de la Fiscalía para responder a "todas" las preguntas.
El expresidente de la Diputación ha subrayado que está "muy tranquilo" porque no tiene "nada que ocultar", y cree que su situación procesal no es un "lunar" en el final de su trayectoria política, porque ha dado "la cara". "Nadie está libre de situaciones de este tipo, pero uno está para dar explicaciones", ha incidido.
OBRAS
En todo caso, ha insistido en su inocencia y, al igual que otros cargos públicos investigados en la causa, ha descargado toda la responsabilidad de la tramitación de las obras en los técnicos. "Hay un extraordinario equipo de funcionarios que son los que tramitan, yo era una persona más de esa administración, y en la documentación todo obra, creo, correctamente", ha apuntado.
Rafael Louzán ha afirmado, asimismo, que no adoptó ninguna decisión para beneficiar a la constructora Eiriña, y ha recordado que no estaba presente en la mesa de contratación de la Diputación. "Hay unos técnicos muy competentes que toman las decisiones, es indudable que ninguna de mis decisiones pudieron beneficiar a esa ni a otra empresa", ha proclamado.
Además, el expresidente de la Diputación ha destacado que "solo" aparece en una conversación telefónica con un responsable de Eiriña, y que se trata de una conversación "intrascendente". También ha negado haber recibido regalos de la constructora de Alonso Pais.