Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El presidente de La Rioja defiende el cambio de elección de alcaldes y acusa al PSOE de preferir pactos "de despacho"

El presidente del Gobierno de La Rioja, Pedro Sanz, ha acusado esta mañana al PSOE de que "le gusta más que el alcalde se elija más en los despachos", y no que "salga de la voluntad mayoritaria de los ciudadanos en las urnas".
Sanz ha respondido de este modo a preguntas de los periodistas acerca de la propuesta del PP de reformar la Ley Electoral, con la que pretenden impulsar es la elección directa de alcaldes.
El jefe del Ejecutivo riojano ha apuntado que "el sistema democrático dice que la lista más votada es la que debe gobernar las instituciones", por lo que "la estabilidad en las instituciones genera mayor efectividad y mayor competitividad en la gestión pública, evitando la inseguridad, y la inestabilidad, a través de coaliciones que no son positivas, de cara a la gestión pública".
Ante ello, ha señalado que el PP va a poner una fórmula al resto de fuerzas políticas que "permita, lógicamente, que los ciudadanos tengan mayor parte activa y mayor participación a la hora de decidir la elección de alcalde, siendo la más votada, en una serie de condiciones que habrá que poner sobre la mesa".
Entre ellas, y elucubrando, el presidente riojano ha apuntado que sería "razonable", por ejemplo, que gobernarse un ayuntamiento alguien que ha sacado un 40 por ciento de los sufragios, teniendo una diferencia de diez puntos sobre el segundo. En caso de no obtenerla, se podría realizar una segunda vuelta.
No obstante, Sanz ha negado que se "cambien las reglas del juego", ya que "son para todos igual", mientras que lo que está "trasladando el PSOE es una posición de debilidad, y parece que no confían en que los ciudadanos les voten".
Para el presidente lo que hay que buscar "si la fórmula es más democrático, es más participativo, corresponde a la voluntad de los ciudadanos, y genera mayor estabilidad en la gestión de las administraciones públicas", siendo lo demás "justificaciones que nadie entiende, y que buscan conseguir una alcaldía a través de coaliciones, y no por los votos de los ciudadanos".
Se trata, ha proseguido, de "evitar que las coaliciones nos lleven a situaciones de inestabilidad, y no corresponda a lo que han manifestado los ciudadanos". De hecho, ha recordado que en La Rioja, concretamente en Nájera, fue alcalde el único concejal que tenía el CDS.