Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El nuevo presidente del TSJC dice al Parlament que sus límites son Constitución y Estatut

El nuevo presidente del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC), Jesús María Barrientos, ha avisado al Parlament de que soporta su legitimidad en el Estatut y, antes, en la Constitución de 1978, de forma que "ninguna de estas normas básicas podrá verse superada si no es previa su reforma, lograda por los mecanismos establecidos".
"Este es el Estado de Derecho que todos nos hemos dado y el pilar más sólido de nuestra convivencia pacífica", ha alertado en la toma de posesión de su cargo este viernes en el Palau de Justícia de Barcelona, arropado por el presidente del Tribunal Supremo (TS) y del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), Carlos Lesmes, y también han asistido el conseller de Justicia de la Generalitat, Carles Mundó; el de Interior, Jordi Jané, y la delegada del Gobierno en Cataluña, Llanos de Luna.
Barrientos ha reconocido que Cataluña vive tiempos políticos complejos, y su discurso --dedicado en buena parte al proceso soberanista-- ha servido para reafirmar su "decidido compromiso en defensa de la legalidad y de observación de los deberes judiciales, cumpliendo y haciendo cumplir la Constitución".
(HABRÁ AMPLIACIÓN)