Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El presidente dominicano advierte de Estados fallidos por el crimen y el narcotráfico

El presidente de la República Dominicana, Leonel Fernández (i), afirmó que el proceso de recuperación en Haití es "todavía muy lento" pero expresó su confianza de que los trabajos se acelerarán con la Comisión Interina de Reconstrucción. EFEtelecinco.es
El presidente dominicano, Leonel Fernández, advirtió hoy en Washington sobre la posibilidad de Estados fallidos en Latinoamérica y el Caribe debido al narcotráfico y al crimen organizado, y el peligro de que esto degenere en terrorismo, con la consiguiente amenaza para Estados Unidos.
El auge de la narcoviolencia en la región, en México pero también en Centroamérica y en el Caribe y en otras partes de Latinoamérica, "podría ser un tema importante para la seguridad nacional de EE.UU.", afirmó Fernández.
"No solamente por las drogas sino porque podríamos tener Estados fallidos en la región debido al crimen trasnacional y después de eso (...) puedes tener un objetivo para el terrorismo", indicó el mandatario en un acto en la capital estadounidense.
En este sentido, Fernández señaló que el problema "más apremiante" que se debe resolver en Latinoamérica y el Caribe es el de la inseguridad y aseguró que, por ello, la lucha contra el narcotráfico, la violencia y el crimen trasnacional es una prioridad en toda la región.
El líder dominicano se entrevisto el lunes con el presidente de EE.UU., Barack Obama, y hoy con la secretaria de Estado, Hillary Clinton, para hablar, entre otros asuntos, sobre la lucha contra el narcotráfico y el crimen organizado.
"Es importante para EE.UU. que entienda que hay dos frentes en esta guerra: una contra el terrorismo y otra contra el narcotráfico en la región", afirmó Fernández.
En su conversación, el mandatario dominicano y Clinton repasaron los temas que conversaron la víspera en la Casa Blanca: la asistencia a Haití tras el terremoto de enero pasado, la lucha contra el tráfico de drogas y la cooperación energética.
"Hay un compromiso de trabajar fuertemente y en cooperación (...) para combatir de manera eficaz el tráfico de drogas, que tanto está desestabilizando y afectando a distintos países de Centroamérica, al Caribe, a México y a la parte andina", señaló en declaraciones a medios de comunicación tras la entrevista.
Fernández y Clinton también hablaron sobre el proceso de recuperación de Haití, país vecino de la República Dominicana, y "el interés que tiene EE.UU. de que pueda haber una aceleración" en la reconstrucción de esa nación tras el terremoto.
El presidente dominicano acudió hoy también a una conferencia en la Universidad George Washington y a un almuerzo-coloquio del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), donde dijo que el proceso de reconstrucción "todavía es muy lento" y aún no ha tenido un impacto en la población haitiana.
Sin embargo, el gobernante dominicano expresó su confianza en que con la recién creada Comisión Interina para la Reconstrucción se aceleren los trabajos en Haití.
En el BID, indicó que probablemente en septiembre, en el marco de la Asamblea General de la ONU, se llevará a cabo una reunión para dar seguimiento a las labores de reconstrucción y de la ayuda.
Fernández y Clinton también abordaron la disposición de EE.UU. de "ayudar" a los dominicanos "desde un punto vista técnico a manejar el tema energético nacional".
En esta entrevista no se habló de Honduras, pues "había quedado claro que el problema reside en el hecho de que el ex presidente (Manuel) Zelaya (derrocado en junio de 2009) pueda retornar a Honduras, salir cuando quiera y ejercer a plenitud sus derechos constitucionales".
En la medida en que eso se logre habrá "un relajamiento de tensiones por parte de la comunidad internacional" y eso permitirá a Honduras "su pleno reintegro", apuntaló.
Fernández recordó que el presidente hondureño, Porfirio Lobo, ha manifestado en reiteradas ocasiones su voluntad política para que Zelaya pueda regresar a su país.
Lobo asumió el poder en Honduras en enero pasado, tras ganar los comicios presidenciales de noviembre de 2009, convocados desde antes del golpe de Estado contra Zelaya pero que varios Gobiernos consideran que se llevaron a cabo en medio de una ruptura del orden constitucional.