Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los presidentes españoles y sus problemas con los idiomas

Los idiomas traen de cabeza a los políticos españoles. Y no será porque no lo intenten. Mariano Rajoy ha asegurado que estudia inglés, En campaña electoral,  tres horas a la semana, aunque ya entonces reconoció que su hijo pequeño lo hablaba mejor que él. Pero poco a poco se va soltando. Perfecto 'Spanglish' para confraternizar con sus colegas europeos, el mismo que utilizaba su predecesor. No mucho más desenvuelto veíamos a Aznar en la lengua de Shakespeare. Felipe González demostró sus habilidades con el francés, cuando la lengua gala estaba de moda.
Inglés también en las filas socialistas. Alfredo Pérez Rubalcaba si lo habla, un dominio de este idioma elogiado incluso por los papeles de Wikileaks.