Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El presunto etarra detenido en Portbou buscaba un lugar donde fabricar y almacenar explosivos

Grande-Marlaska cree que el presunto etarra Faustino Marcos Álvarez, buscaba en España "la localización de un lugar donde depositar y elaborar artefactos explosivos".  Grande-Marlaska destaca que Marcos Álvarez es miembro 'liberado' de ETA desde 2001 y que cuando fue detenido, el pasado martes en la estación de tren de Portbou, portaba un revólver Smith&Wesson cargado con seis balas, y una bolsita de plástico con siete balas en sus calzoncillos.
También se le incautaron cinco documentos de identidad falsos (tres españoles y dos franceses), y abundante material informático.
Según el juez, durante su primer año en la banda Marcos Álvarez  se encargaba de hacer informes sobre posibles objetivos. En 2002, creyendo que podía ser objeto de seguimientos policiales, huyó a Francia, donde comenzó a actuar a las órdenes de 'Thierry'.
A partir de 2008 se integró en un 'talde' junto a Alejandro Zobaran Arriola, dedicándose fundamentalmente a la elaboración de material explosivo. También colaboró en la sustracción de vehículos y en la colocación de placas de matrículas falsas que utilizaron otros miembros de la organización.
Huyeron juntos a Francia
Rosales, por su parte, fue captado junto a Ione Lozano Miranda por Ibai Beobide, encargado de dinamizar al menos dos 'taldes' de legales llamados 'Imanol' y 'Ezpala'.
Según el segundo auto, Beobide entregó a Rosales un 'pen drive' que contenía "el sistema operativo utilizado por la organización y diversa información sobre la elaboración de explosivos".
Aristegi, por su parte, que ya fue detenido en el verano de 2008 tras la desarticulación del último 'comando Vizcaya', prestó "auxilio" a Rosales cuando ambos trataban de huir en dirección a Francia.
Tanto Rosales como Aristegi se fotografiaron unos días antes de su detención vistiendo la camiseta de la selección española de fútbol, tal y como refleja el perfil que el primero tenía en la red social 'Facebook'.    LA