Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El presupuesto de C-LM para 2015 ascenderá a 8.206 millones, un 3% más, y aumenta el gasto no financiero un 0,61%

El Presupuesto total de la Comunidad Autónoma de Castilla-La Mancha para el próximo año 2015 ascenderá a un total de 8.206 millones de euros, un 3 por ciento más que en 2014, según ha anunciado este miércoles en rueda de prensa la presidenta del Ejecutivo autonómico, María Dolores de Cospedal.
Además, el presupuesto no financiero, descontando los gastos financieros, asciende a 6.944,8 millones de euros y crece un 0,61 por ciento. Cospedal ha detallado además en que los fondos finalistas suman 1.291 millones, un 5,2% más; y los fondos propios ascienden a 5.654,2 millones.
Por su parte, ha incidido en que los gastos financieros van a bajar "por primera vez en la región desde que empezó la legislatura, gracias a que el Gobierno regional ha gestionado impecablemente, ha estructurado la deuda a medio y largo plazo, ha refinanciado y ha conseguido mejores condiciones, recuperando la credibilidad en los mercados".
Esta disminución en gastos financieros será de 111,1 millones de euros, cantidad que irá a gasto social. "Es una buena noticia, los intereses de la deuda nos cuestan diariamente 1,18 millones de euros, y 429 millones irán a pagar intereses de la deuda en 2015".
En su intervención ante los medios, María Dolores de Cospedal se ha mostrado convencida de que estas cuentas "van a contribuir a acelerar el crecimiento y crear empleo, que es el principal compromiso del Gobierno y el anhelo de todos los ciudadanos".
En este sentido, ha asegurado que el horizonte "se presenta más prometedor de lo que fue en el pasado", destacando que por primera vez "habrá un aumento del gasto público".
"No van a ser expansivos, pero en 2015 no se van a producir nuevos ajustes del gasto público", ha dicho Cospedal, quien ha explicado que se va a poder absorber la consolidación fiscal pese al menor objetivo de déficit "gracias al aumento de los ingresos y la bajada de intereses, con lo que se aumenta el gasto de las diferentes consejerías".