Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los presupuestos de la Generalitat valenciana para 2012 caerán un 6% respecto a los de este ejercicio

El presidente de la Generalitat valenciana, Alberto Fabra, ha avanzado este martes que el presupuesto consolidado del Ejecutivo autonómico para 2012 --que se aprobará este viernes en el pleno del Consell-- caerá entre un 6 y un 6,5 por ciento respecto al del actual ejercicio.
Así lo ha anunciado el jefe del Consell tras reunirse con la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, en el Palau de la Generalitat. Al ser interrogado por esta cuestión, Fabra ha subrayado que aunque ya se han hecho ajustes "muy importantes" hay que hacer más recortes.
Alberto Fabra ha lamentado que se tengan que elaborar las cuentas autonómicas sin conocer cuál es la cantidad de ingresos que recibirán del Estado. Al respecto, ha explicado que la ministra de Economía y Hacienda, Elena Salgado, ha hablado de unas previsión de crecimiento del 2,3 por ciento para el año que viene. "Eso no se las cree ni el propio Ministerio", ha señalado el jefe del Consell, quien considera que el crecimiento estará en torno al 1 por ciento.
Para el presidente valenciano, "no podemos andar haciendo presupuestos volviéndonos a engañar a nosotros mismos y generando situaciones de incertidumbre que luego tienen que ser corregidas a lo largo del año". Por ello, ha hecho hincapié en que la Generalitat va a hacer unos presupuestos "más austeros".
Fabra ha indicado que "todos hemos hecho ya un esfuerzo muy importante de contención del gasto y de reducción del mismo en el último año", que, según ha dicho, en el caso de la Comunitat Valenciana ha supuesto un ahorro de 1.800 millones de euros.
Sin embargo, "no es suficiente, tenemos que hacer todavía mas recortes y mas ajustes", ha resaltado. En este sentido, se ha referido a su compromiso de reducir a la mitad el número de fundaciones públicas y de reestructurar el sector público para que suponga un ahorro superior a los 400 millones de euros.
El presidente de la Generalitat ha lamentado que las comunidades tengan que devolver dinero al Estado "por las malas previsiones que hizo el Gobierno en las entregas a cuenta". Por tanto, "tendremos menos dinero para poder hacer lo mismo y, además, ha habido un incremento de las tasas de devolución o amortización de la deuda", ha criticado.
"REINVENTAR UNA NUEVA ADMINISTRACIÓN"
Pero a pesar de eso, considera que "tenemos que seguir adelante con una nueva realidad". Así, ha abogado por "reinventar una nueva administración para poder atender a las nuevas necesidades, que son muchas, de los españoles" y ha hecho hincapié en que esto hay que hacerlo "con diálogo" y compartiendo experiencias y políticas activas.
El "esfuerzo" que la actual situación económica obliga a hacer "está haciendo que tengamos que sufrir mucho a la hora de realizar los presupuestos para mantener el compromiso que tenemos con los ciudadanos en cuanto a las políticas sociales", ha manifestado Fabra, quien ha subrayado que hay que "buscar nuevas soluciones y lo tenemos que hacer bajo el diálogo".