Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El juez envía a prisión a los etarras de la T-4 entregados por Francia

El juez de la Audiencia Nacional, Santiago Pedraz, ha enviado a prisión a los dos presuntos miembros de ETA Joseba Iturbide y Mikel San Sebastián por su participación en el atentado de la T-4. Llas autoridades francesas los entregaron a España este martes.
Tanto Iturbide como San Sebastián, alias "Pottoko", también nacido en Lesaka en 1989, formaban parte del comando "Elurra" de ETA y son considerados presuntos autores del atentado contra la T-4 del aeropuerto de Barajas el 30 de diciembre de 2006. Ambos se han negado a prestar declaración ante el juez y han comparecido con un intérprete de euskera.
El fiscal de la Audiencia Nacional Ignacio Gordillo había solicitado prisión para ambos por dos delitos de asesinato terrorista y uno de estragos. En el atentado de la T-4 fallecieron los ecuatorianos Carlos Alonso Palate y Diego Armando Estacio.
Los presuntos etarras ha sido interrogados por el titular del Juzgado Central de Instrucción número seis de la Audiencia Nacional, Rafael Ruz Gutiérrez, por su supuesta pertenencia a ETA.
Los supuestos etarras fueron detenidos el pasado 15 de febrero en San Juan de Luz  (Francia), en una operación conjunta con la Policía francesa, en la que también fueron detenidos José Antonio Martínez Mur y Asunción Bengoetxea Arano.
Iturbide, alias "Makara", de 30 años de edad y nacido en Lesaka (Navarra), permanecía huido tras la detención el pasado 6 de enero en Arrasate-Mondragón de Igor Portu y Martin Sarasola. CGS