Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La juez mantiene el procedimiento contra el exalcalde de Jerez Pedro Pacheco en el 'caso de los huertos de ocio'

El Juzgado de Instrucción número 2 de Jerez de la Frontera (Cádiz) mantiene el procedimiento contra el exalcalde Pedro Pacheco en el caso conocido como 'los huertos de ocio', al considerar que hay indicios "suficientes" de la comisión de un presunto delito de prevaricación y fraude a la administración pública.
Según han confirmado fuentes del caso a Europa Press, en el último auto dictado por la juez en la causa en la que inicialmente también estuvieron implicadas la exalcaldesa Pilar Sánchez (PSOE) y la actual regidora del PP, María José García-Pelayo (PP), además de Pacheco, la juez ha decidido seguir con la imputación de José Antonio Monreal Rodríguez, Luis Cruz de Sola, y Fernando Núñez y Óscar Real Cambas, estos dos últimos abogados de la Gerencia Municipal de Urbanismo del Ayuntamiento de Jerez.
Asimismo, en el citado auto, la titular del Juzgado de Instrucción número 2 exime de responsabilidad a los políticos que gobernaban entonces y que actualmente están activos como el vicepresidente segundo de Diputación, Bernardo Villar (PP), el concejal del grupo municipal socialista de Jerez Francisco Lebrero, Vicente Bitaubé, Luis Barrera, Angel Monreal, Juan Torreira, Antonia Asencio y Cornelio Vela.
Los hechos se remontan a 2004, cuando el Ayuntamiento jerezano decidió desalojar a los arrendatarios de estas parcelas ubicadas en la zona de San José Obrero y permutar los terrenos con la empresa Xera Promociones, que levantó en el lugar varias decenas de viviendas unifamiliares.
Los afectados por la decisión denunciaron una posible prevaricación y acusaron a los responsables urbanísticos --por aquel entonces Pacheco era delegado de Urbanismo y María José García-Pelayo alcaldesa por el pacto de Gobierno PSA-PP-- de haber tomado una resolución "injusta" y de supuestas irregularidades, puesto que aquellos huertos sólo podían ser eliminados para una finalidad de "utilidad pública".