Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El fiscal impugna los recursos de apelación y da por cerrada la instrucción del caso del accidente del Alvia

El fiscal Antonio Roma ha presentado ante el Juzgado de Instrucción número 3 de Santiago el escrito en el que impugna los recursos de apelación formulados frente al auto por el que se acuerda la apertura de procedimiento abreviado y el cierre de las diligencias de instrucción con motivo del accidente ferroviario del Alvia en Angrois, en julio de 2013.
A modo de balance, el fiscal concluye en su escrito que "la labor desarrollada por el juzgado, con sus dificultades, ha sido amplia y exhaustiva en la investigación". Considera que durante la instrucción "se ha determinado de entre el conjunto de elementos concurrentes un único acto de relevancia penal".
El representante del Ministerio Público entiende que "muchos de los recursos de apelación formulados plantean la necesidad de analizar hechos que bien ya están investigados o bien no guardan una relación causal desde la perspectiva de la técnica penal".
"PONDERACIÓN RAZONADA"
"En otros casos", sostiene, "se propone la práctica de diligencias que el instructor de un complejo procedimiento ha considerado innecesarios previa ponderación razonada, atendiendo a los fines de la investigación y a los derechos de cuantos intervienen como imputado o como perjudicado".
Por último, el fiscal considera que "el juicio oral es una necesidad y concurren elementos para que pueda desarrollarse con las garantías debidas".
ESCRITO DE ACUSACIÓN
En su escrito de acusación, presentado el pasado 27 de octubre, el fiscal solicita la apertura de juicio oral frente al maquinista, al que considera autor de 80 delitos de homicidio por imprudencia grave profesional y 144 delitos de lesiones, y para el que pide una pena de cuatro años de prisión y la inhabilitación especial para la profesión de maquinista de ferrocarriles por seis anos.
En el ámbito de la responsabilidad civil por fallecimiento, lesiones y daños, solicita que se indemnice a las víctimas por un importe que suma 42,8 millones de euros, con responsabilidad civil directa de la compañía aseguradora QBE Insurance y con responsabilidad subsidiaria de Renfe Operadora.