Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Dos asesores reiteran que se les pidió entregar 1.000 euros al PP que se les devolverían en billetes de 500

Los exasesores del PP en el Ayuntamiento de Valencia Arantxa Martín y Jesús Gordillo han reiterado este martes en la comisión de investigación municipal sobre la Operación Taula derivada del caso Imelsa, que otros miembros del grupo municipal 'popular' les indicaron, en marzo de 2015, que debían hacer a éste una aportación de 1.000 euros que les sería devuelta después en dos billetes de 500 euros.
Martín y Gordillo, que se negaron a realizar dicha donación y que son testigos en la causa en la que se investiga el presunto blanqueo de capitales en dicho grupo municipal, han respondido así las preguntas de los representantes del Ayuntamiento en esta comisión. Ambos fueron asesores del vicealcalde de la ciudad, Alfonso Grau.
La comparecencia de la primera se ha hecho a puerta cerrada a petición de ésta, mientras que la del segundo ha sido abierta. A la sesión de este martes tenían que acudir también las testigos y exasesoras del PP que igualmente se negaron a hacer la donación Patricia Iserte y Nuria Diego, que han excusado su presencia y han declinado no participar al estar abierta la investigación.
"ABSOLUTAMENTE VERDAD"
Tras declarar ante los miembros de la comisión de investigación, Arantxa Martín, ha explicado a los medios de comunicación que ha realizado "las mismas declaraciones" que hizo "ante el juez". "Me he ratificado en mis declaraciones", ha dicho, a la vez que ha afirmado que lo dicho por ella es "absolutamente verdad".
"Lo que pasó es que nos hicieron esa propuesta de ingresar un dinero que nos devolvían al día siguiente en billetes de 500 y que no podíamos ingresar en cuenta. Es lo que he comentado otras veces. No hay más", ha insistido la exasesora.
"Había que ingresar 1.000 euros en una cuenta y lo devolvían al día siguiente en billetes de 500 y no se podía ingresar en cuenta...más claro", ha expuesto Martí, que tras declarar ante la Guardia Civil apuntó que declinó hacer la aportación porque consideró que "era blanqueo claramente y un tema turbio".
Tras ello, preguntada por quienes ponen en duda esta versión, Arantxa Martí ha manifestado que "cada uno piense lo que tenga que pensar" y ha repetido que ella ha dicho "la verdad siempre, a la Guardia Civil, ante el juez y ahora ante la comisión de investigación" del Ayuntamiento.
Sobre los motivos que le llevaron a negarse a hacer la donación de los 1.000 euros, la exasesora ha planteado que sospechaba "del planteamiento en sí". Asimismo, ha resaltado que llevar a cabo esa aportación más que una propuesta fue "una petición más bien". Ha apuntado que ella no tuvo amenazas pero ha comentado que sabe "que otra gente sí las tuvo", al tiempo que ha precisado que éstas eran "genéricas".
"A LA CUENTA DEL GRUPO"
Por su lado, Jesús Gordillo, que asesoraba a Grau en temas económicos y de presupuestos, ha reiterado en la comisión que a él le llegó la petición de entregar los 1.000 euros para el grupo municipal del PP a través del asesor de Alcaldía Juan Pedro Gómez. Ha explicado que se le pidió que hiciera "una transferencia" por ese importe "a la cuenta del grupo municipal 'popular'", a un número de cuenta "que nos dieron".
Gordillo ha agregado que dijo que no hacía esa donación --ha resaltado que se le pidió el pasado mes de marzo por primera vez-- "cuando me dijeron que nos los iban a devolver en dos billetes de 500". "Tal como me hicieron la oferta dije que no", ha planteado. En la misma línea, ha aseverado que "una cosa con la que no estás de acuerdo, no la haces y ya está" --ha dicho que mensualmente cada edil y asesor entregada 60,15 euros al grupo municipal del PP--.
El exasesor ha recordado que junto a él fueron otras tres personas las que se negaron, "dos asesores de vicealcaldía --él y Martín-- y dos de alcaldía --Nuria Diego y Patricia Iserte--. Ha declarado que tras esa negativa apreció "distanciamiento" de otros miembros del grupo municipal del PP y ha resaltado que esa circunstancia coincidió también con la época en la que dimitió Grau --el 16 de marzo de 2015--.
Asimismo, ha apuntado que a él "nunca" lo amenazaron "con nada" y que asumió su negativa porque "todo tiene un coste y un beneficio". En su caso, ha señalado que el "coste" ha sido "quedarme si empleo" y el "beneficio" que sus dos hijos se sientan "orgullosos de su padre" por "no haber cometido presuntamente un delito". "Cada uno ha hecho lo que le marcaba su conciencia. Yo no lo podía hacer", a lo que ha añadido que a él no le olió bien y que no es del PP.
"YA ERA UN TERCERO"
Sobre si comentó con Alfonso Grau la petición de donar 1.000 euros al grupo municipal 'popular', Jesús Gordillo ha afirmado que no porque el vicealcalde "ya no estaba en el Ayuntamiento" cuando se le hizo. "Yo no tenía por qué contárselo a alguien que no estaba en el Ayuntamiento. Era ya un tercero", ha dicho, además de estimar que un "ex no es nadie".
Igualmente, preguntado por si la exalcaldesa Rita Barberá sabía lo de la solicitud de donación, el exasesor se ha referido a las informaciones publicadas y ha dicho que "se ha publicado que ella extendió un cheque" por la citada cantidad. No obstante, ha resaltado que él es "testigo" en la investigación y que no tiene "acceso al sumario".
Por otro lado, preguntado por la relación entre Grau y la exalcaldesa ha considerad que ésa es una cuestión que deberían preguntar al vicealcalde. No obstante, ha dicho que según lo dicho por éste a los medios de comunicación han quedado "mal".
"CARÁCTER FUERTE"
Respecto a la relación de Gordillo con Barberá, el exasesor ha expuesto que sólo ha hablado con ella "dos veces" cuando se fue y otra en la que tuvo que enseñar el Cabanyal. Ha indicado que la exalcaldesa tiene un "carácter fuerte" que a él no le gustan este tipo de talantes, "ni las malas situaciones".
Gordillo ha hablado también del proceso de contratación en el consistorio y ha dicho que Grau "nunca fue concejal de contratación" y que existe una mesa de contratación con funcionarios para ello. Sin embargo, ha dicho que el exedil se reunía con empresarios y con cualquiera que le pidiera una cita.
Finalmente, el edil de Compromís y presidente de la comisión, Carlos Galiana, ha estimado "extraño" que dependiera del grupo municipal del PP la publicidad de la "cara no visible" de los mupis de publicidad y ha preguntado a Gordillo por ello. Éste ha dicho que así era y que cuando él necesitó ese espacio para promocionar el Santo Cáliz se dirigió a este grupo.