Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La nueva representante del Polisario en España defiende para su pueblo "la independencia total"

Lamenta que la causa saharaui no figure entre las prioridades en política exterior de los principales partidos políticos en España
La nueva representante del Frente Polisario en España, Jira Bulahi Bad, ha reafirmado este martes que la postura de su movimiento se mantiene inamovible. "Nuestra opción es la independencia total y el retorno" de los refugiados saharauis al territorio ocupado por Marruecos, ha afirmado en un encuentro con periodistas.
La primera mujer que asume la representación del Polisario en España ha querido llamar la atención ante el próximo 40 aniversario (el 27 de febrero) de la proclamación de la República Arabe Saharaui Democrática (RASD), reconocida por más de 85 países (la mayoría de los africanos), pero no por España.
En un momento en que Europa se enfrenta al mayor éxodo de refugiados desde el fin de la Segunda Guerra Mundial, Bulahi ha recordado que su pueblo lleva "40 años refugiado en una zona inhóspita del desierto", en alusión a los campamentos de refugiados de Tinduf, en el sur de Argelia.
"Nosotros no queremos salir en pateras. Queremos que se cumplan las resoluciones de la ONU que reafirman el derecho de los pueblos a autodeterminarse", sostiene Bulahi, que acepta que en el referéndum pendiente de realizar se pregunte a la población saharaui "por todas las opciones posibles". Pero entre esas opciones debe figurar la independencia, que es la fórmula por la que apuesta el Polisario, ha aclarado.
Éste es precisamente el elemento que impide el avance de las negociaciones con Marruecos, que se opone frontalmente a cualquier fórmula que no suponga el reconocimiento de la soberanía marroquí sobre el Sáhara, territorio para el que plantea una autonomía amplia. Las negociaciones entre las dos partes llevan años bloqueadas desde el último proceso de conversaciones auspiciado por la ONU en 2007.
Bulahi ha lamentado que el contencioso no figure entre las principales preocupaciones de los partidos políticos españoles en materia de política exterior y ha reconocido que el Polisario tiene por delante un trabajo que hacer para impulsar en la presente legislatura una resolución en el Congreso que, entre otras cosas, inste al Gobierno a conceder un "estatus diplomático avanzado" al Frente Polisario.
La delegada del Polisario ha admitido que el movimiento se sintió "abandonado" por "la dirección" del PSOE cuando el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero apoyó el plan de autonomía para el Sáhara apoyado por Marruecos y se ha quejado de que "ningún Gobierno ha anulado los Acuerdos de Madrid" por los que transfería la administración de su entonces colonia a Marruecos y Mauritania.
"En ese momento se truncó la vida de un pueblo", ha recordado Bulahi, que por entonces tenía nueve años, con lágrimas en los ojos y un nudo en la garganta. Bulahi sí ha agradecido el apoyo que la causa saharaui recibe de los ayuntamientos hermanados con 'dairas' saharauis.
Con respecto a la gira que el secretario general de la ONU, Ban Ki Moon, hará a la región a primeros de marzo, Bulahi ha valorado que será la primera que hace un máximo representante de la organización y ha confiado en que Ban, que está en el final de su mandato, dé un "veredicto".
JÓVENES RETENIDAS EN LOS CAMPAMENTOS
En relación con los casos conocidos en los últimos meses de jóvenes saharauis acogidas por familias españolas que, cuando han visitado a sus familias en Tinduf, éstas las han retenido en contra de su voluntad, Bulahi ha pedido ver estos casos "como lo que son, un caso puntual de diferencias entre dos familias".
Tras recordar que las propias leyes del Polisario "defienden la libertad individual y colectiva", ha señalado que se están haciendo "esfuerzos" para solucionar los dos últimos casos conocidos que afectan a dos jóvenes residentes en España, Maloma Morales de Matos y Nagiba Mohamed.
La delegada del Polisario ha confiado en que estos dos casos se solucionen como se arregló el de Mayuba Handidaf, pero ha abogado por no forzar a las familias biológicas, sino a darles tiempo para que comprendan que son las jóvenes las que deciden su futuro.
Bulahi también ha alertado de que hoy por hoy la población joven saharaui es la más proclive a apostar por regresar a la lucha armada, ante la falta de perspectivas que perciben en la vía diplomática. Y son los veteranos del Polisario los que han de "calmarlos", ha relatado.
La representante del Polisario también ha acusado a Marruecos de permitir el tráfico de drogas y de armas en la zona, al tiempo que levanta un "muro para separar a las familias saharauis". "La estabilidad de la región dista mucho de lo que vende Marruecos", añade.