Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Mas repudia a un 'padre' de la Constitución "que te quiere tanto daño"

El presidente de la Generalitat, Artur Mas, ha mostrado este viernes su repudio a un ponente de la Constitución "que te quiere tanto daño", en alusión a Gregorio Peces-Barba por sus comentarios sobre la relación histórica entre Cataluña y el resto de España.
Peces-Barba dijo el jueves que quizá hubiera sido mejor que en el siglo XVII, en vez de independizarse Portugal de España, lo hubiese hecho Cataluña, y también puso de manifiesto las ocasiones en que las tropas españolas han tenido que bombardear Barcelona en la Historia contemporánea para someterla.
"Es curioso que aquellos que se han definido como padres de la Constitución, a estas alturas, ofrezcan el espectáculo de unos padres que --creedme-- los tendríamos que repudiar, porque un padre que te quiere tanto daño, mejor repudiarlo", ha manifestado durante su discurso de inauguración de la L Feria de Muestras de Girona.
"Supongo que tenéis los refugios a punto, porque, si hay algunos que quieren recordar determinados episodios especialmente difíciles de nuestra historia colectiva, vale la pena protegerse", ha añadido.
Lo ha dicho durante un discurso en el que ha reclamado como justo un modelo propio de financiación para Cataluña, algo que ha calificado de "difícil", sobre todo porque "hay mucha gente fuera de aquí que no solamente no lo entiende, sino que no lo acepta".
De todos modos, ha afirmado que reacciones como la de Peces-Barba "hacen que te des cuenta de que no solamente no lo aceptan, sino de que todo aquello que sale de aquí lo combaten abiertamente".
En cualquier caso --ha añadido--, los proyectos colectivos de Cataluña seguirán adelante, incluidos el pacto fiscal y las principales infraestructuras clave, como el AVE, la N-II y el traspaso de los aeropuertos.