Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La secretaria general del PP de Ceuta dice que Bárcenas es "un cobarde" y niega haber visto cajas o dinero B

La secretaria general del PP de Ceuta, Yolanda Bel, ha deseado este viernes que la Justicia "siga actuando como hasta ahora" con el extesorero de su partido, Luis Bárcenas, al que ve "desesperado, acorralado y en la situación que se merece, en la cárcel". La también portavoz del Ejecutivo local ha tachado de "cobarde" al antiguo senador y ha desmentido de forma rotunda haber visto o manejado nunca en la ciudad autónoma cajas o dinero B.
Después de que Bárcenas asegurase este jueves en la Audiencia Nacional que el PP tenía 'caja B' en "todas las provincias y regiones" para financiar las campañas electorales y que este sistema era revisado por los secretarios generales y conocido por los presidentes de la organización, Bel ha acusado al extesorero de querer "poner el ventilador para no salir él solo perjudicado".
"Pretende salpicar con su nefasta imagen a todos los dirigentes del PP, a los nacionales y a los regionales, porque está acorralado y desesperado, pero no merece la pena emplear ningún insulto ni gastar saliva con él", ha despreciado su figura la 'número 2' de los Populares ceutíes. Según Bel, "Bárcenas está en la situación que se merece, en la cárcel", y su deseo es que la Justicia " siga actuando con él como hasta ahora".
En declaraciones a los periodistas, la portavoz gubernamental ha evitado referirse a la sentencia de la Audiencia Provincial de Cádiz con sede en Ceuta que ha absuelto al que fuera presidente del partido en la ciudad autónoma hasta 2009, Pedro Gordillo, de los presuntos delitos de abuso y acoso sexual por los que le acusaba Sineb Ahmed, la mujer que le grabó mientras le practicaba una felación en su despacho institucional de vicepresidente del Ejecutivo local supuestamente a cambio de promesas de trabajo y vivienda nunca consumadas.
"El Gobierno respeta las decisiones judiciales pero no tiene nada que decir porque ni ha intervenido ni es parte alguna en ese caso", se ha limitado a señalar la consejera de Presidencia y Gobernación.