Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los secretarios judiciales piden la dimisión de Madrigal por implicarles en el "fracaso" de la revisión de causas

El Colegio Nacional de Letrados de la Administración de Justicia, el Sindicato Independiente de Secretarios Judiciales (SISEJ) y la Unión Progresistas de Secretarios Judiciales (UPSJ) piden la dimisión de la fiscal general del Estado, Consuelo Madrigal, si no rectifica las declaraciones implicando a este colectivo profesional en el "fracaso" de la revisión de los procedimientos penales -a que obliga la ley antes del próximo 6 de junio para fijar su nivel de complejidad y el plazo de instrucción - "cuya obligación incumbe a los fiscales, sobre la base de una incierta acusación de ocultamiento de causas penales al fiscal".
Los letrados judiciales han reaccionado de este modo a las manifestaciones realizadas este miércoles por Madrigal, al decir que "sospecha" que hay causas en los juzgados cuya complejidad está pendiente de ser revisada cuya existencia les es desconocida, y que por lo tanto no podrán ser analizadas en plazo. "Tengo que decir que sospechamos que existen, pero no sabemos cuántas son", ha dicho.
Madrigal convocó rueda de prensa con tan solo dos horas de antelación para advertir que, por el hecho de no conocer cuáles son estos procedimientos ocultos de cuya existencia "sospecha", la Fiscalía no puede hacerse responsable de su revisión en el plazo que marca el artículo 324 de la Ley de Enjuiciamiento Criminal.
El sector más progresista de este colectivo, el SISEJ y la UPSJ, han emitido un comunicado conjunto en el que cuestionan "la idoneidad para el cargo" de la actual fiscal general y señalan que las declaraciones de Madrigal han sido realizadas desde una perspectiva "estrictamente
corporativista, alejada del interés público, inapropiada de la
institución a la que representa, cuya misión constitucional es
precisamente velar por ese interés y por el cumplimiento de la
legalidad".
Consideran además que las manifestaciones de la fiscal general "son un intento de desplazar una eventual responsabilidad por el sugerido incumplimiento de los plazos legales de revisión de causas penales hacia el cuerpo de Letrados de la Administración de Justicia, a escasos días de la finalización del plazo".
RESPONSABILIDAD DEL MINISTERIO
Aluden también los secretarios progresistas a la responsabilidad institucional del Ministerio de Justicia en funciones
y la falta de una adecuada gestión y previsión desde que entró en
vigor la reforma.
Por su parte, el Colegio Nacional -el sector más conservador de este Cuerpo- ha emitido otro comunicado en el que recuerdan las acciones realizadas por los secretarios para ayudar en la labor de revisión de las causas y recuerda que la comunicación de cada letrado con los fiscales asignados a su juzgado viene siendo muy fluida, "por lo que cualquier incidencia que se pueda plantear es fácilmente detectable y subsanable de haberse dicho".
Afirman que se ha colaborado al máximo dándoles listados, y vista y conocimiento estos meses y masivamente de todo aquello que nos han solicitado. "A la fiscalía de siempre se les ha notificado la incoación de todo proceso de instrucción, confiando en que en sus dependencias tendrán ordenadamente toda la información necesaria para cumplir con esta obligación de control de plazos que hoy la ley les impone", señala el Colegio Nacional.
De no haberlo hecho, se preguntan qué destino han tenido las notificaciones que se le vienen realizando desde los juzgados. "Esta acusación no solo afecta a los letrados de justicia, sino a los jueces a quienes veladamente acusa de instruir procedimientos penales a espaldas del ministerio público, por lo que entendemos las asociaciones judiciales deberían igualmente reaccionar ante esta acusación sin fundamento y tan grave, concluyen.