Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La sentencia del 11-M culpa a los islamistas y descarta a ETA

Más de tres años después del atentado más grave de Europa hemos conocido la sentencia. La Audiencia Nacional ha establecido que la masacre del 11-M fue obra de "grupos terroristas de tipo yihadista" y que no hubo intervención de ETA en ellos. Los jueces han sentenciado una condena ejemplar, aunque no han encontrado pruebas suficientes para condenar a ninguno de los acusados como autor intelectual.
La sentencia absuelve a siete de los procesados juicio, entre ellos a Rabei Osman ‘El Egipcio’, considerado como el presunto autor intelectual de la masacre. Hay que recordar que siete de los autores materiales de los atentados se suicidaron en abril de 2004 cuando se vieron rodeados por la policía.
Los acusados, por su parte, han seguido la lectura de la sentencia en la sala de vistas de la Casa de Campo con aparente indiferencia, y sólo Antonio Toro ha exteriorizado su alegría por la absolución.
Las condenas más duras
Sólo dos de los procesados, Jamal Zougam y Otman El Gnaoui -condenados a 42.922 y 42.924 años de prisión, respectivamente- son considerados autores de los atentados: el primero porque fue inequívocamente reconocido en los trenes por varios de los supervivientes y el segundo porque su ADN fue hallado en una sudadera utilizada por uno de los terroristas.
La tercera mayor condena ha recaído sobre un español, el ex minero José Emilio Suárez Trashorras, quien sustrajo dinamita de Mina Conchita y la suministró a la célula que perpetró los atentados. Descarta a ETA La sentencia deja claro que no hay una sola prueba que avale la hipótesis de la conexión de ETA con los islamistas.
La resolución notificada hoy supone asimismo un espaldarazo a la instrucción realizada por el juez Juan del Olmo y a la investigación policial, ya que avala la "autenticidad" de diversas pruebas cuestionadas por algunas de las partes. Éste ha sido un día muy duro para las víctimas. Algunas asociaciones consideran las penas demasiado leves y han anunciado que recurrirán. GSM