Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El jefe de servicio de Formación de Cádiz señala que el sistema de auditoría no le daba "mucha tranquilidad"

El jefe servicio de la Dirección General Formación de Cádiz entre 2006 y 2013, Antonio Juan Vidal Agarrado, ha puesto de manifiesto este martes que el sistema de auditoría en la justificación de los expedientes de los cursos de formación, aunque era un procedimiento "legal y establecido", no les daba "mucha tranquilidad", lo que puso en conocimiento de su superior.
Durante su comparecencia ante la comisión de investigación sobre las ayudas a la formación del Parlamento, Vidal Agarrado, que está imputado en el caso de las presuntas irregularidades en los cursos de formación financiados por la Junta, también ha señalado que respecto a la normativa que regulaba las subcontrataciones y las vinculaciones, "que es bastante complejo en formación", pidieron informes al gabinete jurídico "para tener garantía y un respaldo".
Vidal Agarrado ha hecho hincapié en que los recursos humanos y materiales con los que contaba su departamento "se han ido reduciendo paulatinamente", si bien ha incidido en que lo más grave en este sentido ha sido la falta de formación de los funcionarios que trabajaban con estos expedientes.
((HABRÁ AMPLIACIÓN))