Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La sesión constitutiva del Parlamento gallego tendrá lugar el día 1 de abril

La sesión constitutiva del Parlamento de Galicia, resultante de los votos depositados en las urnas en la jornada electoral celebrada hoy, se celebrará el día 1 de abril.
Según el decreto publicado en el Diario Oficial de Galicia el pasado 6 de enero, la sesión constitutiva tendrá lugar a las 11.00 horas en el Pazo do Hórreo.
El escrutinio definitivo de las elecciones gallegas comenzará el lunes 9 de marzo, incluidos los votos del Censo Electoral de Residentes Ausentes (CERA) que llegarán de forma paulatina a las juntas electorales provinciales.
Una vez elegido, el presidente del Parlamento de Galicia propondrá a Alberto Núñez Feijóo como presidente de la Xunta, que saldrá elegido en primera votación al disponer de mayoría absoluta.
La sesión de investidura del presidente de la Xunta comenzará por la lectura de la propuesta por el secretario o vicesecretario de la Cámara, y a continuación el candidato propuesto expondrá, sin límite de tiempo, el programa político de su gobierno, y solicitará la confianza de la Cámara.
Tras el tiempo de interrupción decretado por la Presidencia, que tendrá un mínimo de 48 horas, intervendrá cada grupo parlamentario que lo solicite durante el tiempo previamente fijado por la Mesa del Parlamento, de acuerdo con la junta de portavoces.
El candidato propuesto podrá hacer uso de la palabra cuantas veces lo solicite. En caso de contestar individualmente a uno de los intervinientes, este tendrá derecho a réplica por diez minutos. Si el candidato contesta globalmente a los representantes de los grupos parlamentarios, estos tendrán derecho a una réplica también de diez minutos.
Para ser elegido presidente de la Xunta, el candidato deberá obtener los votos de la mayoría absoluta, elección que comportará la aprobación del programa de gobierno.