Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los sindicatos plantan a la Dirección de la Policía al conocer que en su reunión no se iba abordar lo sucedido el 22M

El 'numero dos' de la Policía se comprometió la semana pasada a avanzar a los sindicatos las primeras conclusiones de la investigación interna
Los cuatro sindicatos policiales SUP, CEP, SPP y UFP, no han asistido este viernes a la reunión que tenían prevista a las 9.30 con el director adjunto Operativo (DAO) de la Policía, Eugenio Pino. Según han informado a Europa Press fuentes sindicales, el plantón se debe a que desde la Dirección tan sólo querían abordar la negociación de una nueva jornada laboral para los antidisturbios mientas que los sindicatos querían conocer el desarrollo de la investigación interna abierta en relación al fallo del operativo del pasado 22M.
Las fuentes consultadas han recordado que, para abordar las mejoras laborales de la Unidad de Intervención Policial (UIP), son los coordinadores de los sindicatos de esa materia los que deben acudir a la reunión y los que conocen de primera mano la situación. Advierten estos representantes sindicales que mientras no les citen para hablar de los errores el 22M y la posible asunción de responsabilidades no van a ir a ninguna reunión.
En su encuentro del pasado 26 de marzo, Pino se comprometió con los sindicatos a que en un plazo de entre ocho y diez días les avanzaría las primeras conclusiones de la investigación interna. Por ello los sindicatos han mostrado su malestar al conocer que en la cita de este viernes no se iba a abordar la cuestión. "Para salir igual que entramos, no vamos", ha explicado uno de los líderes sindicales convocados hoy. Por el momento, no se ha fijado una fecha para la nueva reunión.
Los sindicatos piden el cese del máximo responsable de las UIP, así como el jefe de estas unidades en Madrid. Les acusan de haber dejado desprotegidos a los antidisturbios la jornada del 22M en la que resultaron heridos hasta 67 agentes y un subgrupo quedó aislado siendo agredido por los manifestantes violentos. Les acusan de someter a los agentes de la UIP a órdenes caóticas y a cuestionar sus actuaciones en la calle.
EL MINISTRO ADMITIÓ FALLOS
Pino se comprometió con los sindicatos en la última reunión a que su departamento depurará responsabilidades en el caso de que detecten que hubo fallos en el dispositivo. Al día siguiente, el propio ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, admitió que "parece que sí hubo fallos de coordinación" en el dispositivo y añadió que ese fallo, "que se produjo", evitó que la Policía diese la respuesta adecuada a los violentos.
El director general de la Policía, Ignacio Cosidó, ha solicitado comparecer en el Congreso de los Diputados para dar explicaciones sobre los sucedido, pero después de que su Departamento finalice esa información reservada de carácter interno. Para agilizar las pesquisas, Pino dijo a los sindicatos que ha nombrado un instructor y dos secretarios para realizar los trabajos de investigación, que abarcará la solicitud de las transmisiones de radio de la UIP y todas las imágenes disponibles lo sucedido.
Asimismo, va a recabar los testimonios de todo el Grupo 7 de la UIP de Madrid que fue el que se vio involucrado en los hechos que tuvieron lugar en Recoletos, donde un subgrupo de antidisturbios quedó aislado y fue agredido por los manifestantes violentos. También se pedirá información a la Policía Municipal y a los bomberos del Ayuntamiento de Madrid.
En cuanto la mejora de las condiciones laborales de los antidisturbios, se trata de una negociación que se encuentra estancada. Los sindicatos piden mayor protección y una nueva jornada laboral reglada. Sobre este punto tampoco se produjeron avances en la reunión anterior ya que Pino les entregó un nuevo borrador que, según los sindicatos, es el mismo sobre el que ya se estaba trabajando pero impreso en otro formato y con mínimas modificaciones.