Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El soberanismo centra el Debate de Política General que arranca este miércoles en Cataluña

El PSC se inclina por un acuerdo amplio sobre el derecho a decidir
El Debate de Política General arrancará este miércoles a las 17.00 marcado por el punto más álgido del proceso soberanista catalán, que apoya el Gobierno de CiU junto a sus socios de ERC: ambos quieren que el Parlament reconozca el éxito y la solidez la Via Catalana de la Diada e impulse definitivamente una consulta de autodeterminación.
El PSC se inclina por un acuerdo amplio sobre el 'derecho a decidir', el PP pide poner en valor el diálogo que ha ofrecido Mariano Rajoy, mientras que C's augura que será un debate "monocorde" centrado en autogobierno y no en la crisis y otras preocupaciones de los ciudadanos.
ICV-EUiA pide que el Debate sirva para concretar en 30 días las vías legales para iniciar una consulta --entre ellas, solicitar al Gobierno central el traspaso de la competencia de convocar referéndums, o bien que sea el Estado quien convoque la consulta en Cataluña--, e instar al Gobierno central a posicionarse; y la CUP apoya la consulta y la independencia.
La crisis será un año más el segundo gran tema de debate: PSC e ICV-EUiA instarán al Gobierno a retirar el anuncio que hizo el consejero de Economía, Andreu Mas-Colell, de que en 2014 los empleados públicos seguirán sin cobrar una de las pagas extraordinarias.
Los ecosocialistas creen que esta legislatura todavía no se ha visto "el giro social" que anunciaba el acuerdo de estabilidad entre CiU y ERC, por lo que han emplazado a los republicanos a visualizar que existe ese compromiso.
NUEVO FORMATO
Tras las confusiones en el Debate de Política General de años anteriores y en otros plenos monográficos en la votación final de las resoluciones, la semana pasada la Mesa del Parlament decidió cambiar el formato del debate.
Se limitan a 20 el máximo de propuestas de resolución que cada grupo puede presentar, y además, cada una de estas iniciativas deberá votarse íntegramente y no por partes como hasta ahora.
Hasta ahora los grupos no tenían límite de propuestas y podían votar por separado los diferentes puntos de cada una, lo que provocaba centenares de votaciones y que en algunos casos los diputados reconocieran no saber que estaban votando.
El Debate, que sirve para abrir el curso político, arrancará con una intervención del presidente Artur Mas, a la que los grupos responderán a lo largo del jueves, mientras que el viernes los partidos negociarán las propuestas de resolución para poder votarlas a las 19.00.