Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El socialista Enríquez-Ominami deja su partido para aspirar a la presidencia chilena

En un sondeo dado a conocer ayer por la empresa Ipsos, el candidato de la Concertación, Eduardo Frei, y Enríquez-Ominami (en la imagen) están empatados técnicamente en las preferencias electorales. EFE/Archivotelecinco.es
El diputado chileno Marco Enríquez-Ominami anunció su renuncia a la militancia en el Partido Socialista (PS) para postularse como candidato independiente en las elecciones presidenciales de diciembre, informaron hoy medios locales.
Enríquez-Ominami tiene previsto materializar su salida del PS, partido en el que milita desde 1992, el próximo viernes, día en que cumple 36 años, mediante una carta abierta a la formación socialista y un vídeo que colgará en el portal Youtube y en el que explicará las razones de su dimisión.
La salida del parlamentario se produce después de que el proceso de recolección de firmas para validar su candidatura fuese cuestionado por el presidente de los socialistas, Camilo Escalona, quien el lunes acusó a Enríquez-Ominami de "oportunismo político".
"Si yo pido firmas en una candidatura independiente y no soy independiente, sino que estoy militando en un partido y he informado expresamente la decisión de no salirme de ese partido, ¿qué es lo que estoy haciendo? Digamos las cosas como son", manifestó Escalona.
El legislador, quien anunció su candidatura presidencial sin el apoyo de su partido ni de la coalición gubernamental, también notificará su renuncia al Servicio Electoral, organismo que deberá validar la recolección de firmas para candidaturas independientes.
Tras la dimisión, el equipo de campaña del legislador tiene previsto ahondar en el diseño de su estrategia parlamentaria, que consistirá en apoyar a algún candidato en todos los distritos.
En un sondeo dado a conocer ayer por la empresa Ipsos, el candidato de la Concertación, Eduardo Frei, y Enríquez-Ominami están empatados técnicamente en las preferencias electorales de los chilenos para las presidenciales de diciembre próximo.
La encuesta asigna a Enríquez el 22,8% de las preferencias, frente al 24% del ex presidente Frei, mientras que el candidato derechista de la Coalición por el Cambio, el empresario Sebastián Piñera, consigue el 34,1% de los apoyos.
Piñera obtiene casi 10 puntos menos que en la medición de abril (44%), aunque se mantiene como el mejor situado, en tanto que el apoyo a Enríquez-Ominami registró un aumento de 17,5 puntos, del 5,3 al 22,8%.